Suscríbete

Diversión con estilo

Subirse al Miata te permite comprender el por qué es un icono y un clásico de tradición oriental

Autopistas 15/09/2016 16:19 Juan García Ávila Actualizada 02:33

No es el roadster más rápido que hayamos manejado  pero estamos seguros de que es uno de los que más satisfacciones brinda al conducir. Y no es exageración, tuvimos la oportunidad de probarlo y con seguridad podemos decir que es un capricho al que vale la pena subirse, al menos una vez en la vida.

El MX5 o Miata es uno de los biplazas favoritos más cotizados en el mundo; su corta trayectoria,  en comparación con otros modelos legendarios como el Chevrolet Corvette de los 50  o el Porsche 911 Targa, es de apenas 27 años ininterrumpidos en el mercado y un millón de unidades vendidas que avalan el Récord Guiness Mundial que le otorgaron este mes.

Su personalidad conserva la tradición que inició en 1989 y refuerza la experiencia de cuatro generaciones, ahora con rasgos frescos y sencillos que denotan fluidez en sus movimientos, desde los afilados faros que en conjunto con los rines de aluminio color negro completan visualmente el concepto deportivo. El toldo de lona es un atractivo básico y clásico que a nuestro gusto lucirá mucho mejor en la nueva versión RF, la cual será totalmente rígida y aerodinámica.

Esencia vibrante.

 Subirse al Miata te permite comprender el por qué es un icono y un clásico de tradición oriental, ya que su dimensión es la ideal para sentirte más apegado al auto, la altura y cercanía de la palanca de velocidades es cómoda y te comunica directamente con el motor cuando lo enciendes. Gracias a su filosofía purista, la transmisión es manual de seis velocidades y la forma y el diseño de la palanca te transmiten el ambiente racing de la vieja escuela.

El tablero deja de ser austero por la pantalla táctil en donde se pueden controlar las funciones básicas de navegación y conectividad, sin embargo sabes que no necesitas más adornos porque cuando empiezas a experimentar los fundamentos que sostienen su tecnología, como el centro de gravedad bajo y la repartición de peso entre ambos ejes, sabes que toda tu atención se centrará en el manejo.

155 caballos de poder.

Cuatro cilindros marcan el historial de sus generaciones y ésta última concepción, solo cuenta con 2.0 litros de capacidad, suficiente para sacarle buen provecho y ahorrar combustible de la mejor forma. Como lo mencionamos antes, la comunicación con el motor es casi directa desde que lo echas a andar y tomarle la medida no te llevará mucho tiempo, de hecho ir lento o rápido se disfruta de la misma forma aunque sí, es más divertido cuando aceleras. 

Desde su aparición en 2014, la marca presumió un peso de mil 17 kg en este modelo, característica que puede ser palpable cuando estás al volante y te brindan libertad y confianza para maniobrarlo sin perder estabilidad y agarre.

Resulta divertido salir de una curva sin sufrir subviraje y aunque el cofre es amplio, tampoco significa que se pueda ir de frente como ocurre cuando manejas un Muscle Car.

La comodidad es un factor implícito en sus asientos para distancias largas, sin embargo el espacio para los dos ocupantes está restringido y no podrás reclinar los asientos; y si mides más de 1.80 m, definitivamente tendrás problemas para entrar y acomodarte.

La falta de espacio para guardar el equipaje es otro punto en contra, y aunque el sistema retractil del techo no abarca de más en su capacidad, éste se limita a maletas pequeñas.

Por desgracia el tráfico de la ciudad no es un buen aliciente para disfrutar el Miata y por si fuera poco, hace algunos días el índice Tom Tom señaló a la CDMX como la urbe con el peor tráfico entre 295 ciudades de 38 países que estuvieron en el estudio; así que puede ser mejor la excusa para disfrutarlo en carretera o en un ciruito.

FICHA TÉCNICA:

MOTOR: 2.0l SKYACTIV-G 16 válvulas

POTENCIA: 155 HP a 6 mil rpm

POTENCIA: 148 libras pie a 4 mil 600 rpm

TRANSMISIÓN: Manual de 6 velocidades

PRECIO: Desde 343 mil pesos

Comentarios