La perfecta evolución

Deja su perfil de auto familiar para evolucionar en un vehículo de aspecto más deportivo y elegante

Autopistas 05/08/2016 19:18 Christian Pérez Vega Actualizada 04:19

El segmento de los SUVs es de los que mejor aceptación ha tenido en los últimos años a nivel mundial. Basta con echar una mirada a los números de ventas donde en promedio, los crecimientos anuales están sobre el 20%, y el panorama para este sector luce igual de alagador, pues se estima que para 2020   lleguen al 27%. 

En México no es diferente; tan solo en 2015 el mercado para estos modelos cerró con un  20% arriba que  2014 y este año pinta para más, ya que según datos de la  AMIA, en los primeros seis meses de 2016 se alcanzó un  25.7% contra el mismo periodo de 2015.

La razón de las cifras favorables en el sector está relacionada con la nueva generación de los  millennials, tal como lo apunta un   estudio de  Ford, donde encontró que los SUVs son los más deseados por estos conductores,  pues son vehículos que los hace sentir “elegantes, triunfadores y poderosos”, por medio de la    tecnología de punta, más  seguridad, confort, eficiencia,  desempeño y mejores diseños.  Lo que ha obligado a que los  fabricantes  pongan un gran empeño en los desarrollos de sus unidades en este campo. 

Esa evolución la  vemos en todas las ramas del segmento    pero esta vez nos concentraremos en el de los pesos medianos, en la que  está el  Mazda CX-9 2017, mismo que esta semana tuvimos a prueba y precisamente concentra todos esos argumentos que buscan  los   millennials.

 

 Un paso más allá. Muchos se preguntarán: ¿Cómo es que un SUV familiar puede ser atractivo para una generación joven? La respuesta comienza con en el diseño  que conocimos en el Auto Show de los Angeles de 2015 y desde entonces,  enamoró al mundo  al dejar la imagen de auto  familiar por medio del lenguaje de diseño KODO pero con un toque más audaz y jovial  que se  transmite desde la parrilla afilada, faros  y  un “lip” cromado que refuerza su estilo deportivo.
 Todo lo anterior   —a mi parecer— lo vuelve   el más atractivo del segmento  donde compiten modelos como el Honda Pilot, KIA Sorento, Ford Explorer y Volkwagen Touareg, entre otros.  

Otro punto que deja a este SUV un escalón arriba de sus rivales, y precisamente atiende al sentido de elegancia que buscan los millennials es el interior, con un  diseño moderno con detalles cromados y otros tipo piano, más los materiales de alta calidad que nos hacen pensar  que este modelo  ha escalado  a un nivel Premium. 

El equipamiento y conectividad atienden a los gustos de tecnología y confort de este grupo, donde incluye  climatizador de tres  zonas,  head up display, pantalla de alta resolución en el tablero y un equipo de audio Bose de 12 bocinas.  Además, el espacio al interior  con zonas definidas  y de fácil acceso es bueno, incluso en la tercera fila.

   En cuanto al desempeño,  este CX-9  permite olvidar los  V6 de más de 3 litros que abundan en el segmento,  pues su motor 2.5 litros de cuatro cilindros desarrolla  250 hp para  ofrecer un empuje muy similar o lo que da  una Patfhinder con su 3.5 de 260 hp, por ejemplo. Esto se logra  por el turbo y los 130 kilos que perdió.  Lo único que se le critica en este punto es  el consumo de combustible, que a pesar ser mejorado, sigue alto, pues reporta  alrededor de 7 km/l en ciudad. 
  
La calidad de conducción es de las mejores del campo gracias a la tracción i-AWD, que se apoya de sensores para  analizar el manejo del conductor, la posición del volante,  la aceleración e incluso las condiciones del clima para optimizar la tracción. Eso se conjuga con la precisión de la dirección y las suspensiones para  transmitir  diversión y confianza.
EL CX-9 tiene todo lo que busca  esta nueva generación de millennials, y que debo decir soy parte de ella. Así  puedo asegurar que  efectivamente este tipo de unidades nos hace sentir triunfadores y elegantes y con este Mazda se nota de mejor manera, pues  ya no es un auto solo para la familia sino para disfrutarlo con el uso diario. 

 

FICHA TÉCNICA:

 

MOTOR:2.5 litros turbo / 4 cilindros

POTENCIA: 250 hp a 5 mil rpm

TORQUE: 310 lb-pie a 2 mil rpm
TRANSMISIÓN: Automática de 6 velocidades
PRECIO: 639 mil 900 pesos

Temas Relacionados
Mazda SUV 2017 México autopista

Comentarios