Ricardo Sánchez: con la mirada puesta en el WEC

El primer mexicano en ganar el GT Academy se reporta listo para continuar su aventura en la categoría de los autos turismo con NISMO

Autopistas 18/04/2016 16:49 Juan García Ávila Actualizada 16:49

En los últimos años, la exportación de pilotos mexicanos en las principales jerarquías del automovilismo deportivo a nivel mundial ha cobrado mucha fuerza con figuras como Sergio Pérez (Fórmula Uno), Esteban Gutiérrez (Fórmula Uno), Benito Guerra (WRC), Salvador Durán (Fórmula E) y Ricardo González (WEC), entre otros. Todos han aportado su granito de arena para posicionar el alto nivel de conducción que se tiene en el país actualmente.

A esta lista le podemos agregar el talento de Ricardo Sánchez, un diamante en bruto que presume el título del primer ganador internacional del Nissan GT Academy 2014 y que en su corta y carrera con la firma nipona ha conseguido podios en Dubái, Silverstone y una pole position en su última carrera de resistencia en Nürburgring.

Este año Ricardo renueva contrato con Nissan para correr en la BlancPain Sprint Series con Sean Walkinshaw como su coequipero.

Hay que recordar que el GT Academy tuvo su incursión en 2008, y en alianza con Playstation, busca ofrecer a los entusiastas de los autos y los video-juegos a nivel global, la posibilidad de convertirse en pilotos profesionales.

Humildad y carisma. Son los adjetivos que caracterizan la personalidad de Ricardo, a quien tuvimos la oportunidad de entrevistar en el garaje de la escudería AUTOPISTAS.

Para él, su actual posición es un sueño que por fin hizo realidad gracias a su determinación, los simuladores y al apoyo de su padre.

La historia de Ricardo es compatible a la de muchos: inició en el kartismo y la misma pasión por los motores lo llevó a dejar la escuela a los 18 años para buscar una oportunidad a través de un patrocinio, pero no obtuvo frutos. Eso lo obligó a regresar a las aulas para terminar sus estudios. Se tituló como ingeniero mecánico con la firme intención de emplearse como piloto de pruebas y desarrollar diferentes piezas como suspensiones frenos, etcétera; sin embargo la GT Academy le abrió las puertas, y confía en que este método de selección es ideal para todos los que no cuentan con un apoyo económico.

“Regresé a estudiar y cuatro años después llegó la GT Academy. Es una gran oportunidad para cualquier mexicano que quiera ser piloto de carreras. Es la vía más rápida y fácil. El automovilismo es un deporte caro, no siempre corren los pilotos buenos: si no cuentas con un patrocinio, pues no corres, y así es la triste realidad”.

Ricardo también señaló que en nuestro país existen categorías competitivas como la TC 2000, y la con la llegada de la Fórmula 4 se podría tener un buen semillero; sin embargo, hace falta tener más protagonistas en los seriales internacionales como lo fueron Adrián Fernández, Sergio Pérez y los Hermanos Rodríguez, que aún son referentes en los medios internacionales.

“Hay muy buena percepción de los pilotos mexicanos en Europa, sobretodo porque somos muy agresivos, y así es como nos ven en el extranjero, como unos pilotos muy emocionales”.

Crecimiento exponencial. La experiencia de Ricardo no solo se refleja en los resultados. Su manera de pensar, según él, ha evolucionado después de su última competencia y hace hincapié en que el compromiso físico y mental que tiene con la marca y su entrega, le permiten renovar asiento para continuar su participación en una de las categorías de turismos más grande del mundo.

Para Ricardo es un orgullo formar parte del equipo Nismo y Nissan. La escuadra se ubicó en el top 6 como equipo mundial en sport cars el año pasado, y la temporada que tienen en puerta luce complicada con todas las armadoras que participan. No obstante, confía en que tendrá un excelente desempeño durante la campaña 2016 de la BlancPain Sprint Series al mando del Nissan GT-R NISMO GT3.

“En el serial (BlancPain Sprint Cup Series) entran las mejores marcas del mundo: McLaren, Ferrari, Lamborghini y Bentley. Es un campeonato bien peleado con 60 coches, parrilla bastante larga. Entonces la competencia es muy intensa y los pilotos son de gran nivel como Bruno Senna, Alex Zanardi, Bruno Spengler, Augusto Farfus: el nivel es impresionante”.

La ilusión de Ricardo es llegar a la máxima categoría de las competencias de resistencia (el WEC), como piloto de Nissan, no sin antes ser reconocido en los autos turismo. Hoy la firma tiene 41 motores en esta categoría y Ricardo espera contar con un asiento para la temporada 2017. 

Comentarios