Se encuentra usted aquí

La vida después de “El Chapo”

23/07/2019
04:31
-A +A

En diversas ocasiones nos hemos ocupado en este espacio de la vida digital del narcotraficante más mediático de México: Joaquín Guzmán Loera, alias “El Chapo”. En marzo de 2016 analizamos cuál fue el comportamiento de los medios sociales digitales, ante las declaraciones de la hija mayor del Chapo, Rosa Isela Guzmán al diario británico "The Guardian”, en las cuales acusó a políticos mexicanos de romper el pacto de protección hacia su padre, que había comprado con financiamiento de sus campañas. Dos meses después volvió a ser tendencia nacional, cuando el gobierno lo trasladó de la prisión de máxima seguridad de “El Altiplano” al CEFERESO 9 de Ciudad Juárez, Chihuahua, con fines de extradición. Y más recientemente cuando su abogado defensor intentó hacer pasar al “Chapo” como un traficante menor y a los expresidentes Felipe Calderón y Enrique Peña Nieto, como parte de una red de complicidades que protege a los auténticos capos de la droga.

Una vez que se ha dictado sentencia en su contra y que al parecer ya no hay estrategia legal que pueda servir al narcotraficante mexicano de salvarse de pasar el resto de sus días en un penal de máxima seguridad de los Estados Unidos, junto a terroristas e incluso otros narcos, hacemos de nueva cuenta una prueba de laboratorio de cómo reaccionan los medios sociales digitales.

El tema tomó alcance y se pudieron detectar las siguientes tendencias y datos a nivel mundial. Los países donde se registró mayor número de menciones fueron: México y Estados Unidos Seguido de una gran actividad en el resto de América Latina, España, Inglaterra, Alemania, Francia, Italia, Arabia Saudita, India, Australia y Nueva Zelanda. La conversación en donde se incluyó a “El Chapo”, tuvo un alcance de 108 millones, a Emma Coronel 97 millones y el resolutivo de Cadena Perpetua, tuvo un alcance de 64 millones.

En general el tema alcanzó un potencial de 178 millones, con un impacto muy alto, un total de 154.6 millones de interacciones, 24, 124, 789 reacciones, 841, 415 comentarios, 41, 784, 259 compartidos y 87, 894, 205 reproducciones. El número de menciones que se registran están al 5% del total, es decir el volumen total de menciones respecto al tema es de 380 mil.

De acuerdo con las reacciones detectadas en Facebook, se sabe que las emociones se dividieron de la siguiente forma: me enoja 40%, me entristece 21%, me gusta 13%, me asombra 10%, me divierte 9% y me encanta 7%.

La conversación acerca de la sentencia del “Chapo”, se dividió de la siguiente manera: el 20% de la audiencia lamenta que nunca más vaya a mirar la luz del día, aseguran que debería ser repatriado a México; el 19% de la audiencia esperaba que se fugara en el traslado a la cárcel de máxima seguridad en los Estados Unidos; sólo el 14% pedía no victimizar al “Chapo”, asegurando que él es uno de los principales generadores de la violencia que vive México. El 13% asegura que tarde o temprano quedará libre, como testigo protegido; el 11% pide que el presidente López Obrador interceda por el narcotraficante y llegue a acuerdos con Estados Unidos para que pueda cumplir su condena en México. El 11% aplaude el sistema penal de EU, afirma que allá si se hace valer la ley. El 8% asegura que el “Chapo” sentenciado no es el verdadero y el juicio sólo fue un teatro.
Finalmente, sólo el 5% fue más allá al expresar su deseo de que se continúen las investigaciones para dar con el paradero de sus cómplices de la política.

El humor social digital nos muestra con claridad dos cosas: la declaración del presidente Andrés Manuel López Obrador @lopezobrador_ quien dijo sentirse “conmovido” por la sentencia contra el narcotraficante, le resulta oportuna y positiva, una vez más sabe aprovecharse de los temas en boga y hace eco de lo que su audiencia mayoritaria quieren escuchar; y la otra el hecho de que los narcotraficantes siguen siendo aceptados como portadores y replicadores de modos de vida fácil, a la que aspira un grueso sector de la población que también está en los medios sociales digitales.

Ya lo habíamos escrito, pero es urgente reiterarlo, se requiere un rescate urgente de la vida política (entendida más allá de partidos, instituciones y procesos electorales), volver a definir nuestra escala de valores, de lo contrario viviremos a expensas de la entronización de la narcocultura, la apología del delito y el imperio del miedo.
 

Cursó la carrera de Ingeniería Química en la UNAM. Cuenta con casi 20 años de experiencia en comunicación estratégica, operaciones gubernamentales, planes de continuidad de negocio y manejo de crisis...