Se encuentra usted aquí

Las odiosas, pero necesarias comparaciones

No menosprecio el hecho de colocar a Gignac como el mejor de la historia, sólo considero que, así como él, hubo y habrá otros grandes
Las odiosas, pero necesarias comparaciones
07/08/2019
00:00
-A +A

Cuando una marca de goles se rompe o un nuevo récord mundial se establece, la nostalgia nos invade. Es inevitable pensar en leyendas o glorias del pasado que son superadas por figuras y héroes del presente. Por eso, es momento de las “odiosas, pero necesarias comparaciones”.

Pero... ¿Quién es mejor? o ¿qué es mejor?: ¿Lo actual?, ¿lo moderno?, ¿lo vigente? o ¿lo de antaño?, ¿lo clásico? Romper una barrera histórica de goles, como lo hizo André-Pierre Gignac, es un hecho extraordinario, pero no significa que sea el mejor foráneo que ha pisado la Liga mexicana.

Lo que me queda claro y preocupa es la tendencia a menospreciar la historia y sólo tomar en cuenta lo que se está viviendo, una de las características del consumismo que marca a la actual juventud. Este debate no tiene respuestas ni ganadores... Si los tiempos pasados fueron mejores o no, si los nuevos tiempos representan versiones mejoradas, sólo la historia lo sabe y lo juzgará.

Para conocer y evaluar el presente, hay que conocer y evaluar el pasado; por ejemplo, saber que Tomás Boy no era delantero, sino un mediocampista muy fino y con mucho gol. Así que habrá que valorar de diferente forma los 105 goles de Gignac y los 104 de Tomás.

Pero si el francés les parece bueno, no hay necesidad de retroceder tanto en el tiempo. Buscando en YouTube, aparece José Saturnino Cardozo, paraguayo, contundente frente al marco rival, de gran clase y calidad, el máximo romperredes en Liguilla, con 43 tantos.

Otro ejemplo: Cabinho, brasileño de nombre Evanivaldo Castro y el histórico goleador de la Liga mexicana, con 312 tantos, máximo anotador de Atlante y Pumas. Me maravillé con su calidad durante mi infancia.

Naciendo en los años 70, me perdí las mejores épocas de Pelé, no vi a Di Stéfano, Garrincha, la Tota Carbajal, Adalberto Dumbo López, pero los he visto muchas veces en video. Bendita tecnología que nos puede trasladar al pasado para poder conocer y reconocer a esas grandes figuras, algo que antes era imposible.

¿Millennials, presente vs pasado? No, no se trata de eso, no se trata de enfrentar generaciones, se trata de adaptarnos a la modernidad, a la época de las redes sociales, del YouTube, de lo digital, y aprender a convivir con los grandes de ahora y los grandes de antes.

Afortunadamente, el futbol goza de gran cantidad de material actual e histórico, así como un sinfín de plataformas que —cuando se anota un golazo— es cuestión de segundos para disfrutarlo, revivirlo y comentarlo en todo el mundo.

No menosprecio el hecho de colocar a Gignac como el mejor de la historia, sólo considero que, así como él, hubo y habrá otros grandes. Lo tomo como una valoración del análisis actual, sin miras al pasado.

Es, sin duda, un gran jugador que pasa por un gran momento, pero en la historia, como en muchas otras disciplinas, en el futbol mexicano hay muchos grandes y se necesita demostrar y permanecer para estar entre los cinco mejores.