Los Pumas se vuelven escurridizos cuando pierden

Si el futbol que desempeñan es bochornoso —como el que se vio en Morelia—, no les gusta dar la cara a los medios de comunicación

Los Pumas se vuelven escurridizos cuando pierden
FOTO: IMAGO7
Universal Deportes 26/08/2019 01:05 Barra Brava Actualizada 01:05

Los Pumas, cuando pierden, se esconden. Si el futbol que desempeñan es bochornoso —como el que se vio en Morelia—, no les gusta dar la cara a los medios de comunicación. “No me dejan hablar”, “no estoy autorizado”, “ahorita regreso”, es lo que suelen decir.

Por lo menos, algunos jugadores pasan por zona mixta, pero otros —como Pablo Barrera— ven las cámaras y quieren salir por donde sea, no les importa poner en riesgo su propia integridad. Lo que desean es escabullirse para no dar la cara. Ahora, la pregunta es: si el jueves derrotan al Monterrey ¿recuperarán las ganas de declarar?