Blindan Atlanta para el Super Bowl

El departamento de policía ha trabajado con más de 40 agencias policiales estatales, federales y locales para desarrollar el plan de seguridad

Blindan Atlanta para el Super Bowl con legiones de policías
FOTO/AP
Universal Deportes 23/01/2019 21:43 AP Actualizada 21:43
Guardando favorito...

Cuando comience el Super Bowl LIII el 3 de febrero, legiones de policías y agentes federales estarán posicionados para proteger a los fanáticos dentro y fuera del estadio de Atlanta, donde se enfrentarán los Patriots y Rams .

El juego atraerá la atención internacional, lo que lo convierte en un objetivo potencial para el terrorismo, dijo Brian Levin, un ex oficial de policía de la Ciudad de Nueva York que es director del Centro para el Estudio del Odio y el Extremismo en la Universidad Estatal de California, San Bernardino.

"Fortalecemos estos eventos porque tenemos que hacerlo. Son las lámparas  más brillantes que atraen a una gran variedad de posibles extremistas y también a personas inestables”, dijo Levin.

Las autoridades no discutirán los aspectos específicos de su plan de seguridad. Pero dicen que protegerán áreas más allá del centro del estadio Mercedes-Benz y harán visibles a los oficiales en toda la ciudad. El departamento de policía ha trabajado con más de 40 agencias policiales estatales, federales y locales para desarrollar el plan, dijo la jefa de la policía de Atlanta, Erika Shields. 

Los oficiales trabajarán turnos de 12 horas y se "posicionarán para que podamos reaccionar de inmediato ante cualquier escenario al que nos enfrentemos", dijo Shields.

Cabe señalar que los encargados de hacer cumplir la ley se han estado preparando durante dos años, durante los cuales visitaron Super Bowls en Houston y Minneapolis para observar las medidas de seguridad tomadas por sus contrapartes.

Los recientes ataques en Estados Unidos y en todo el mundo han enseñado a las autoridades que deben estar preparados para defender más que los objetivos obvios.

Atlanta lo sabe bien. Durante los Juegos Olímpicos de verano de 1996, un hombre disparó una bomba en el Parque Olímpico del Centenario, un espacio público en el centro que carecía de la alta seguridad de las instalaciones deportivas y la Villa Olímpica, donde se alojaban los atletas. La metralla de la bomba atravesó a una multitud de asistentes al concierto el 27 de julio de 1996, matando a una mujer que fue golpeada en el cráneo con un clavo e hiriendo a más de 100 personas.

"Nuestro enfoque principal en ese momento estaba en la Villa Olímpica", dijo Richard Stogner, quien estaba a cargo de las finanzas de los Juegos de Atlanta y, como tal, estuvo involucrado en reuniones de seguridad semanas y meses antes de los juegos. Stogner fue testigo de la violencia mortal desde su oficina que daba al parque. Recordó haber caminado hacia su balcón y haber visto una gran nube de humo blanco y al menos un par de personas tendidas en el suelo.

Shields dijo que en ese momento había un deseo de hacer que el parque fuera "familiar", por lo que se tomó la decisión de mantener la seguridad más relajada allí.
"En retrospectiva, eso fue un error", dijo.

En los días previos al Super Bowl el 3 de febrero, el parque, que ha sido cerrado con cercas de alta cadena en algunos lugares, jugará un papel central, ya que alberga numerosos conciertos y otras celebraciones relacionadas con el juego. 

Además de aumentar la seguridad en la ciudad, Atlanta Fire Rescue pondrá a algunos de sus paramédicos en bicicletas para que puedan llegar a los pacientes en áreas atestadas de peatones, dijo el Jefe Randall Slaughter. Y Shields señaló que un centro de operaciones conjuntas que también incluirá a funcionarios de Georgia Power y el sistema de transporte público de la ciudad está programado para abrir el sábado.

Sin embargo, las autoridades no darán por sentado los preparativos porque los terroristas "nunca dejan de crear, nunca dejan de pensar", dijo Shields.

En Atlanta, en 1996, Stogner dijo: "El tipo acaba de decidir que quería volar a la gente, así que puso una bomba. Es difícil prepararse para eso".
Durante un partido de futbol entre Francia y Alemania, cerca de París, en noviembre de 2015, fue afuera del estadio donde los atacantes suicidas se hicieron estallar y mataron a un espectador. 

Y en mayo de 2017, cuando los fanáticos dejaron un concierto de la cantante Ariana Grande en Manchester, Inglaterra, detonaron una bomba, matando a más de 20 personas e hiriendo a más de 100.

En los últimos años, las amenazas han evolucionado desde grandes grupos terroristas hasta células pequeñas o "lobos solitarios" que pueden ser más difíciles de identificar. Algunos se radicalizan en internet, toman prestado el odio de otros grupos y lo mezclan con sus propios puntos de vista, señaló Levin.

Los motivos de otros son difíciles de discernir, como el francotirador de un rascacielos de Las Vegas que abrió fuego en un concierto de música country al aire libre, matando a 58 personas e hiriendo a más de 800 en octubre de 2017, dijo Levin.

Cedrick Alexander, ex director de seguridad pública en el condado metropolitano de Atlanta en DeKalb, dijo que cree que Atlanta "será una de las ciudades más preparadas de los Estados Unidos" debido a su experiencia en el manejo de eventos nacionales.

Pero señala que la lección de la masacre de Las Vegas es que "tienes que estar preparado para cualquier cosa".

Suscríbete a nuestras redes sociales:   Youtube    Facebook    Twitter    Instagram

Guardando favorito...

Noticias según tus intereses

Comentarios