Suscríbete

Carrera, el sueño mexicano de TAG Heuer y Porsche

El nuevo TAG Heuer Carrera Porsche Chronograph Special Edition sella la alianza entre la firma suiza de relojería y el fabricante alemán de autos

TAG Heuer Carrera Porsche Chronograph Special Edition
TAG Heuer Carrera Porsche Chronograph Special Edition
Tiempo de relojes 04/02/2021 10:42 Leslie López Ciudad de México Actualizada 10:50
Guardando favorito...

Anuncian una alianza de gran alcance unidas por el automovilismo deportivo. Y el primer ejemplo creativo inmediato es el nuevo TAG Heuer Carrera Porsche Chronograph Special Edition. Un homenaje entre la firma suiza de relojería y el fabricante alemán de autos. La clave es “Carrera”: el sueño mexicano de TAG Heuer y Porsche nació en la Panamericana.

img_7184.jpg

Y así nace este TAG Heuer Carrera Porsche Chronograph Special Edition con sello acuñado por ambas marcas. El último Carrera Sport Chrnograph se viste con el poderoso sello de Porsche en el bisel. Presenta índices en números arábigos a 60 minutos y tres colores (rojo, negro y gris). Un elegante contraste de los contadores históricos de los cronógrafos Heuer, que aquí presentan un acabado “azurage”.

cbn2a1f.fc6492_keyvisual1_copia.jpg

A nivel estético, lo más destacado es la textura con relieve de la carátula que imita el asfalto. Porta una correa de piel de becerro con un original pespunte que evoca el interior de los Porsche. En caja de acero de 44 mm, el motor de este Carrera es el calibre automático Heuer 02 con 80 horas de reserva de marcha, que exhibe en el fondo de zafiro con el grabado especial.

cbn2a1f.fc6492_lifestyle.4.jpg

CARRERA Y EL SUEÑO MEXICANO
Firmas centenarias y pioneras unidas por el espíritu visionario de Edouard Heuer y Ferdinand Porsche, los dos creadores de las marcas de relojes y autos, respectivamente. El verdadero nexo común radica en Carrera, una palabra “mexicana” que se convirtió paralelamente en el nombre más icónico del reloj de TAG Heuer y del auto de Porsche. Porsche nació en 1948 gracias a Ferdinand Anton Ernst, hijo de Ferdinand Porsche, bajo el apellido familiar.

capa_4.jpg

El triunfo en 1954 en la Carrera Panamericana de México sirvió para bautizar su potente auto 911 con este nombre. Y Jack Heuer, gracias a un encuentro con los hermanos Rodríguez, llamó también a su cronógrafo Carrera posteriormente en 1963. Una vinculación o coincidencia histórica bajo la simbología de esta palabra que representa velocidad, triunfo, reto, ambición y precisión técnica. Y México como inspiración siempre.

cbn2a1f.fc6492_lifestyle.2.jpg

“TAG Heuer y Porsche tienen en común, por supuesto, una historia y unos valores, pero lo principal es que compartimos también una actitud. Al igual que a Porsche, nos mueve un corazón disruptivo, siempre apostado por un alto rendimiento”, asegura Frédéric Arnault, el joven CEO de la casa relojera. “Con esta alianza, TAG Heuer y Porsche aúnan por fin oficialmente sus esfuerzos tras décadas de estrechos contactos, y crearán productos y experiencias únicos para clientes y aficionados que se apasionen por nuestras marcas y por lo que representamos”.

1970_le_mans_ferry_porsche_jo_siffert.jpg

ALIANZA HISTÓRICA DE TAG HEUER Y PORSCHE
Ambas firmas se han cruzado en varios momentos históricos. Jack Heuer adoptó al mítico Jo Siffert como embajador de la marca cuando éste era piloto de Porsche. “A cambio de 25,000 CHF, llevaría nuestro logotipo en su vehículo y en el traje. Además, podía comprarnos relojes a precios de mayorista y revenderlos entre sus amistades de los circuitos obteniendo un beneficio sustancioso, lo cual hizo con mucho éxito: ¡a finales de la temporada de 1969 la mitad del paddock de F1 llevaba relojes Heuer!”, reveló Jack Heuer en el estreno de la película “Jo Siffert: Live Fast – Die Young” en 2005. Y así McQueen, leyenda y con un histórico Monaco de TAG Heuer en el pulso, lucía un traje de piloto inspirado en Siffert y manejaba un Porsche 917 en Le Mans.

prt_background_06.jpg

Otro episodio histórico memorable se dio en los años 80 cuando Heuer fue adquirida por TAG Group. Las dos marcas desarrollaron el motor TAG-Porsche con el cual la escudería McLaren ganó tres títulos mundiales de F1 con Niki Lauda (1984) y Alain Prost (1985, 1986). Más recientemente, la Copa y Supercopa Porsche y el Campeonato Mundial de Resistencia fue también una plataforma que unió a las dos firmas. Y asimismo el equipo de Formula E creado por Porsche en 2019 donde esta sólida amistad dio lugar a otra nueva alianza TAG Heuer Porsche en el “paddock” de los monoplazas eléctricos. Incluso TAG Heuer apoya también la competición virtual con el patrocinio de la Supercopa Porsche TAG Heuer de deportes electrónicos.

img_3736.jpg

DEPORTE MOTOR Y MUCHO MÁS
“La fuerte amistad de nuestra marca con TAG Heuer existe desde hace décadas, y me hace inmensamente feliz que ahora estemos dando los siguientes pasos en el marco de una asociación estratégica”, ha afirmado Detlev von Platen, del Comité Ejecutivo de Ventas y Marketing de Porsche AG. “Cada una aporta lo que nuestros clientes más aprecian en ambos casos: un legado genuino, eventos deportivos llenos de emoción, experiencias vitales únicas y sueños hechos realidad. Las dos aspiramos a dar a nuestros seguidores momentos mágicos únicos. Ahora, nos ilusiona hacerlo juntos”.

img_7181.jpg

En una colaboración estrecha y más ambiciosa, las dos firmas comunican su presencia más allá del asfalto. Porsche también está presente en el golf, con actividades como el Porsche Golf Cup World Final o el patrocinio del Porsche European Open desde 2015. A ambas va a sumarse TAG Heuer con su pionero Connected y la app exclusivamente desarrollada para el green.

Por otro lado, saltarán ambos a la cancha de tenis de forma conjunta. TAG Heuer se suma como Cronómetro, Reloj y Cronógrafo Oficial al Porsche Tennis Grand Prix de Stuttgart.  Sin olvidar su presencia de la firma relojera en la ATP Next Gen y su alianza con los talentos el mundo del tenis. Carrera, el sueño mexicano de TAG Heuer y Porsche, se convierte en una sólida travesía de futuro.

Guardando favorito...

Comentarios

 
Recomendamos