Por buscar señal de celular, estrella un barco, daña ecosistema y provoca conflicto social

Por no seguir el rumbo pactado ni las normas de seguridad, derramó mil toneladas de petróleo

Por-buscar-señal-de-celular-estrella-un-barco
El barco derramó petróleo. Imagen AFP
Techbit 21/09/2020 14:18 Redacción Tech Bit Actualizada 14:18

Hoy en día somos tan dependientes de nuestros celulares que quedarnos sin cobertura telefónica y de internet puede ser una tragedia para muchos. Pero el capitán de un barco japonés llevó esto a otro nivel y provocó un importante accidente marítimo buscando señal para su celular. 

De acuerdo con los informes, la celebración del cumpleaños de uno de los tripulantes y el cambio de rumbo ordenado por el capitán con la intención de tener mejor cobertura en su celular fueron las causas del siniestro del barco Wakashio en al costa de isla Mauricio, que se inició el 25 de julio y provocó un escape de petróleo calificado como el mayor desastre ecológico ocurrido en estas aguas.

Las causas más probables del siniestro se especifican en un informe publicado por la Autoridad Marítima de Panamá, país en el que está inscrito el barco carguero de origen japonés. En el documento se explica que tras revisar los datos conocidos y tomar declaración a varios miembros de la tripulación, se cree que la maniobra de acercamiento a la costa de Mauricio se llevó a cabo “por un motivo ridículo, de forma temeraria y con el agravante de diversos errores técnicos por parte del capitán, el jefe de máquinas y el primer oficial del Wakashio”.

Según el reporte, la tripulación no solo realizó un cambio de rumbo complicado sino que lo hizo utilizando mapas equivocados lo que agravó el incidente pues, se deduce de la investigación, si los responsables de la nave hubieran seguido las normas de seguridad más elementales y hubiesen mantenido el rumbo establecido la costa de isla Mauricio no estaría viviendo, todavía hoy, un episodio de contaminación con efectos muy graves para el medio ambiente y la economía de este pequeño país insular.

Lo que se ha confirmado hasta ahora es que el pasado 25 de julio, la nave Wakashio, propiedad de la empresa japonesa Nagashiki Shipping, desvió su plan de navegación, aprobado al momento de zarpar de Singapur con destino a Brasil debido a la celebración del cumpleaños de uno de los tripulantes. 

La propia tripulación ha declarado que el cambio de rumbo se realizó por órdenes del capitán quien pidió acercarse a unos ocho kilómetros de distancia de la costa de Isla Mauricio. La intención del capitán con esta maniobra era poder captar señal telefónica y de internet, para que los tripulantes pudieran comunicarse con sus familiares. 

A pesar de que las mismas autoridades de Isla Mauricio advirtieron sobre el peligro el capitán de la nave, el jefe de máquinas y el primer oficial no desviaron el rumbo de la nave lo cual hace más grave el incidente pues, de acuerdo con especialistas, una guardia segura, buenas prácticas marítimas y un análisis apropiado de la situación habrían permitido realizar las acciones pertinentes para corregir el rumbo y evitar el accidente.  Además en el barco había personas con experiencia suficiente en cuanto a evaluación del problema se refiere. 

“La falta de supervisión y monitoreo de los equipos de navegación, la distracción generada cuando el oficial de guardia pierde totalmente el rumbo de la navegación y un exceso de confianza durante la guardia pudieron provocar el encallamiento y hundimiento parcial del buque en un arrecife coralino en aguas de Isla Mauricio”, explica el informe. 

Lee también: Bella Poarch, la reina de TikTok que rompe récords sin hacer casi nada

Consecuencias 

El capitán fue arrestado y está en prisión preventiva. Además se le ha pedido al primer oficial acceso al registrador de datos de viaje, y otros documentos de navegación del barco esenciales en la investigación, que se encuentran en custodia de la Policía de la República de Isla Mauricio. 

A pesar de que el barco navegaba sin carga pues estaba en mitad de un viaje desde Singapur a Brasil provocó un derrame de petróleo de mil toneladas lo que ha llevado a miles de personas a manifestarse y a pedir que se repare el daño. Y es que se estima que al menos 39 delfines muertos han llegado en los últimos días a las costas de Mauricio y los grupos ecologistas temen que tengan que ver con el accidente, aunque el Gobierno lo niega.

Cabe decir que el barco Wakashio quedó partido por la mitad y la parte más grande se hundió unas semanas después de su naufragio. 

La naviera japonesa y el Gobierno mauritano están siendo presionados para dar explicaciones por la presencia de un buque peligroso tan cerca de la costa y de por qué no se hizo nada durante días luego del accidente.
 

Comentarios