Militares advierten que el Pentágono está confiando de más en la IA

Se están haciendo grandes inversiones en esta tecnología para cambiar las guerras

Pentágono-está-confiando-de-más-en-la-IA
Estados Unidos lleva años invirtiendo en el desarrollo de IA. Imagen Pixabay
Techbit 11/05/2021 16:31 Redacción TechBit Actualizada 16:31
Guardando favorito...

La Inteligencia Artificial (IA) ya está presente en muchos ámbitos. La medicina, el entretenimiento, la investigación y la manufactura son solo algunos de los sectores que la han implementado con buenos resultados. La milicia también está aprovechando esta herramienta, lo que para algunos es necesario y comprensible pero, para otros, es algo de lo deberíamos preocuparnos. 

De acuerdo con una publicación del medio The Next Web, un par de expertos militares escribieron recientemente un artículo con una simple advertencia al Pentágono: el invierno está llegando. A lo que se refieren es que están confiando mucho en la implementación de la inteligencia artificial.

Los autores del artículo son Marc Losito y John Anderson, un par de expertos militares. El primero es un soldado de las Fuerzas Especiales actualmente en servicio activo. El segundo es un oficial de reserva que se especializa en la implementación de IA y aprendizaje automático para casos militares.

Ambos militares están de acuerdo en que el Pentágono es culpable de creer demasiado cuando se trata de IA. En su opinión, el frenesí del departamento por la IA lo está distrayendo de los problemas subyacentes que impiden el control de esta tecnología a gran escala. 

Asimismo, coinciden en que, una vez que se den cuenta de que sus esfuerzos no cumplen con las expectativas planteadas, la emoción inicial colapsará en la desesperación.

guerra.jpg

Lee también: Mujer casi termina en bancarrota tras participar en sitio de citas online

Que siga la inversión, pero con algunas consideraciones 

Los militares están conscientes de que el Pentágono siempre ha invertido en investigación y desarrollo de tecnología militar. En ese sentido, no están pidiendo al gobierno que se detenga cuando se trata de analizar los alcances de la IA, simplemente piden que no se le trate como a cualquier otra tecnología.

Los escritores advierten que Estados Unidos lleva muchos años apoyando el desarrollo de la IA. Mencionan como ejemplo que, después de la Segunda Guerra Mundial, los líderes militares estadounidenses estaban bastante convencidos con la idea de reemplazar a los soldados con máquinas que pudieran luchar por sí mismas. En retrospectiva, es fácil demostrar que la tecnología informática no estaba lo suficientemente avanzada como para lograr unidades de combate autónomas robustas más allá de algunos dispositivos experimentales.

El problema actualmente, en la opinión de los militares, es que el Pentágono ya no está viendo la IA en términos estrechos y específicos para aplicarla a un proyecto en específico sino que está apostando totalmente por esta tecnología con la intención de revolucionar la manera en que se luchan las guerras.

Lee también: Casi nueve de 10 usuarios iOS están eliminando el seguimiento de apps

Como la historia nos ha enseñado, las herramientas de guerra más revolucionarias rara vez se desarrollan en tiempos de descubrimiento pacífico. Normalmente se forjan en los fuegos de la necesidad. Considerando eso, los expertos no parecen preocuparse por los riesgos superficiales de apropiación indebida del presupuesto o el gobierno siendo engañado por malos actores que les venden sistemas de IA con falsas promesas. Están más preocupados por la amenaza existencial de que el ejército estadounidense pierda su gusto por la IA una vez que no tengan los resultados que están esperando. 

Los expertos aseguran entonces que Estados Unidos no está probando ni investigando adecuadamente los programas de IA pero, aun así, para 2025 esperan escuchar más frases del departamento sobre lo grande que podría ser la IA en el campo de batalla. No obstante, cuando la tecnología no cumpla con sus expectativas, el liderazgo militar perderá la fe en sus propios programas. El impacto a largo plazo será que mientras su país renuncia a estos sistemas y se retrasa en el tema, otros países lo seguirán impulsando y tomarán la delantera. 

Guardando favorito...

Recomendamos

Comentarios