La biohacker que quiere ser cyborg y se implantó más de 50 chips

Los biohackers son personas que buscan ser el siguiente paso en la evolución humana. Lepht Anonym lo llevó al siguiente nivel al implantarse más de 50 chips

Biohacker
Foto: Pixabay
Techbit 14/09/2021 07:00 Eduardo Galván Pinzón Actualizada 07:00
Guardando favorito...

Los cyborgs son comúnmente asociados con la ciencia ficción. Por ello pensar en biohackers resulta algo difícil de creer. Sin embargo es posible. Le biohacker conocido como Lehpt, lo hace posible, ya que se ha implantado más de 50 chips.

En su perfil en su blog “Sapiens Anonym”, Lepht Anonym se identifica como sin cara, sin género, biohacker británico. Sin dioses, ni dinero y con gustos por la gente, ciencia, y transhumanismo práctico. Es parte de la comunidad grinder y transhumana y opta por hacer sus modificaciones por sí misma.

Qué es ser biohacker, grinder y transhumano

Si bien la palabra hacker o hackeo mayormente se entiende de forma negativa, esta es más bien una percepción popularizada por los medios. Según Avast, una de las compañías de ciberseguridad más importantes del mundo, el hackeo es “la aplicación de tecnología o conocimientos técnicos para superar alguna clase de problema u obstáculo”.

La definición en sí no incluye ningún tipo de acto delictivo, aunque muchos hackers lo hagan para ello. Los biohackers, toman en cuenta la parte más noble de esta definición y hacen modificaciones en sus cuerpos con tecnología.

Estas modificaciones pueden ser implantes para detectar campos magnéticos, chips que reemplacen las tarjetas de acceso, sensores WiFi, luces LED, y más. Una de las primeras y más efectivas que se hizo Lehpt fueron imanes en los dedos que le permitieron adquirir o “desarrollar” un nuevo sentido con el que percibe la distancia entre sus dedos y los objetos en su entorno y su calor.

Los biohackers son además una comunidad. En blogs como biohack.me, hacen consultas y comparten sus experiencias de las modificaciones que se han realizado. A las personas dentro de esta comunidad también se les llama “grinders” y son parte del movimiento transhumano.

Las bases de este movimiento, según CiberEtica, uno de los primeros blogs de esta comunidad en español, se centran en la “no aceptación de las tradicionales limitaciones humanas como la muerte, las enfermedades y otras deficiencias de la biología. Además tiene como premisa que la especie humana no representa el final de nuestra evolución, sino el principio”

biohacker-2.jpeg (Foto: Dangerous Things)
 

Implantes

Lepht Anonym, se ha hecho más de 50 cirugías para modificar su cuerpo con tecnología. Todo por su propia mano y con el presupuesto más limitado. Dijo en una de sus primeras conferencias, que dio en 2008: “me llaman biohacker, pero hago experimentación sin presupuesto, sin dinero, sin nada. Trabajo con cosas que puedes encontrar en la cocina o que cuesten menos de 50 euros, simplemente porque no tengo dinero. […] soy un conejito de indias para la humanidad”.

Sin embargo, en los tiempos más recientes también ha colaborado con empresas como Dangerous Things, que se centra en implantes de chips RFID (acrónimo para Radio Frequency Identification, o identificación por radiofrecuencia en español).

De acuerdo con su página web, estos chips son “tecnología  que permite que un pequeño chip de computadora sin batería ni fuente de poder se comunique con lectores compatibles usando el campo magnético que genera.”

Sin embargo los campos que genera son muy pequeños, por lo que necesitan estar extremadamente cerca del lector, por eso generalmente se implantan en la mano, pues es una parte del cuerpo movible y de fácil acceso.

Estos chips, dependiendo del modelo y sus características (flexibilidad, conexión, alcance, etc) cuestan entre 100 dólares y 250 dólares.

Los kits de chips incluyen una “jeringa” aplicadora (de aquí el mito de la vacuna y el 5G), sin embargo se recomienda consultar a un especialista para la instalación del dispositivo. Cabe recalcar además, que todos los chips de esta compañía se encuentran en proceso de revisión y aprobación por la FDA (Food & Drugs Administration o Administración de Comida y Medicinas) de Estados Unidos.

Por ahora Lepht espera seguir haciendo "mejoras" a su cuerpo para que, en un futuro no muy lejano, otros puedan seguir su ejemplo. 

lepht-anonym.jpg (Imagen YouTube)

Leer también: Un niño de 12 años gana casi 400 mil dólares vendiendo NFT de ballenas pixeladas
 

Temas Relacionados
biohacker Chip hacker
Guardando favorito...
 

Noticias según tus intereses

Comentarios