Rescatan y dan biberón a cría de manatí

La cría fue rescatada por pobladores cerca de la desembocdura del Río San Pedro, en el municipio de Centla; tiene entre 8 y 10 días de nacido

Cría de manatí en Tabasco
Cortesía Profepa
Nación 03/08/2018 13:50 Astrid Rivera Actualizada 18:30

Una cría de manatí rescatada por los pobladores fue llevada a la División Académica de Ciencias Biológicas de la Universidad Juárez Autónoma de Tabasco (UJAT) con este ejemplar suman tres manatíes confinados como parte del Grupo Interinstitucional que atiende la contingencia por la muerte de manatíes en el Río Bitzal.

La Procuraduría Federal de Protección al Ambiente (Profepa) recibió una cría de manatí que fue rescatada por pobladores, cerca de la desembocadura del Río San Pedro, en el municipio de Centla, Tabasco; la cría de entre 8 y 10 días de nacido se encuentra en confinamiento en una alberca acondicionada. Hasta el momento se encuentra estable y con atención especializada las 24 horas del día.

Habitantes del Ejido La Victoria del Pescador, en el municipio de Centla, reportaron a la Red de Atención a Varamiento de Mamíferos Marinos del estado de Tabasco sobre la presencia de una cría de manatí, la cual fue encontrada merodeando desorientada en la Playa de este lugar.

Integrantes de la Red de Atención a Varamiento de Mamíferos Marinos, encabezados por especialistas de la UJAT, se trasladaron al lugar, donde se entregó de manera voluntaria por parte de los pobladores una hembra de entre 8 y 10 días de nacida, con 1.15 metros de longitud y un peso de 20 kilogramos, en buen estado físico y de salud; asimismo, se realizó un recorrido exhaustivo en busca de la madre del ejemplar, sin tener indicios de la misma, ya que la cría aún tenía rastros del cordón umbilical.

Se trasladó al ejemplar a las instalaciones de la UJAT, en donde se le realizó una valoración médica, un ultrasonido y la toma de muestras sanguíneas por especialistas del Acuario de Veracruz, quienes colaboran con el Grupo Interinstitucional en la revisión y valoración de los manatíes.

Es alimentado cada tres horas con una fórmula láctea elaborada especialmente para su edad, se le brinda atención y cuidado las 24 horas del día por personal especializado, además de estar dentro de la alberca acondicionada donde se cuenta con rigurosas medidas de asepsia para evitar contraiga algún tipo de virus o infección que ponga en riesgo su vida.

Junto con el ejemplar macho rescatado el 4 de julio y la hembra capturada el 29 de julio, ésta última como parte del Plan de Rescate y Resguardo Temporal de los manatíes de los márgenes del Río Bitzal, iniciado el sábado 29 de julio, suman ya tres los manatíes en observación y cuidados por el Grupo Interinstitucional que atiende la contingencia por la muerte de estos mamíferos marinos en Tabasco.

Comentarios