Reporta Profepa mil inspecciones de vigilancia en Quintana Roo durante 2017

La dependencia informó que la vigilancia en las materias de impacto ambiental, forestal, zona federal y vida silvestre se realizaron en Akumal y Holbox; además, se hicieron recorridos en zonas de anidación de tortugas
Foto: Especial/ Profepa
28/01/2018
14:47
Perla Miranda
-A +A

Del 2 de enero al 30 de noviembre de 2017, la Procuraduría Federal de Protección al Ambiente (Profepa) realizó más de mil 111 acciones de inspección de vigilancia en las materias de impacto ambiental, forestal, zona federal y vida silvestre en Akumal y Holbox en Quintana Roo.

Entre estas acciones destacan 32 inspecciones a predios, obras y guías turísticos sin autorización y 9 verificaciones de clausuras, 110 recorridos en Zona Federal para vigilar las zonas de anidación de tortugas.

Además, 51 días de suspensión de nado con tortuga para garantizar la recuperación de poblaciones, 452 incursiones marinas para regular la carga turística, así como 179 notificaciones a igual número de procedimientos administrativos por el incumplimiento de la normatividad y 11 eventos de coordinación ambiental con los tres niveles de gobierno destacando actividades conjuntas con la secretaria de Marina.

Estas acciones buscaron atender dos zonas vulnerables en sus recursos naturales y que forman parte de dos áreas naturales protegidas como son: el Área de Refugio de Tortuga Marina en la Reserva de la Biosfera Caribe Mexicano y el área de Protección de Flora y Fauna de Yum Balam, donde existen especies en riesgo como las tortugas marinas de Akumal (Chelonia mydas, Caretta caretta y Eretmochelys imbricata) y el Tiburón ballena en Holbox (Rhincodon typus).

También protegió otras especies enlistadas en la Norma Oficial Mexicana 059- SEMARNAT-2010 como los manglares (Laguncularia racemosa, Conocarpus erectus y Rhizophora mangle) y las palmas (Thrinax radiata y Coccothrinax readii), algunas especies catalogadas como en peligro de extinción y cuya presión turística, el desarrollo de obras, el cambio de uso de suelo y la remoción, las mantienen en constante riesgo.

Adicionalmente a las mil 111 acciones de inspección y vigilancia en la Bahía de Akumal, en el mismo periodo, se llevaron a cabo 4 mil 301 supervisiones a autorizaciones expedidas por Semarnat para regular el aprovechamiento no extractivo de tortugas marinas.

Se vigiló en 11 mil 401 ocasiones a guías que ingresaron con turistas a la bahía a fin de verificar que la carga turística no ponga en riesgo a la población de tortuga marina, manteniendo una presencia institucional permanente.

Para este 2018 se tienen programadas 938 acciones de inspección y vigilancia en la oficina regional de Akumal, en esta primera quincena del mes de enero de 2018 se han realizado 28 acciones.

La presencia de tortugas marinas en la Bahía de Akumal motiva la visita de turistas de todo el mundo, por lo que la Procuraduría pone atención en la conservación de los recursos naturales vigilando el ingreso de turistas para que acaten las disposiciones de las autorizaciones emitidas por Semarnat a fin de que se respeten las zonas de refugio de tortuga marina, retirando a 21 mil 133 turistas de la zona núcleo que ponían en riesgo los recursos marinos al pretender ingresar sin autorización.

Por lo que respecta a la isla de Holbox se puso especial atención a los desarrollos turísticos de hoteles sin contar con autorizaciones de impacto ambiental y cambio de uso de suelo en materia forestal quienes removieron la vegetación natural de manglar afectando severamente el ecosistema, por lo que se impusieron 15 clausuras mediante las cuales se busca dictar medidas de compensación y restauración para recuperar la flora y fauna afectada.

Aquellos que incumplan con la normatividad en la materia y que pongan en riesgo inminente de daño o deterioro grave de los recursos naturales pueden ser sancionadas hasta con 50 mil unidades de medida de acuerdo a las Leyes Generales de Equilibrio Ecológico y la Protección al Ambiente, Forestal y Vida Silvestre, además de las denuncias penales correspondientes donde pueden alcanzar penas de hasta de nueve años de prisión y multas de tres mil días de acuerdo al Código Penal Federal.

 

Mantente al día con el boletín de El Universal