Médicos acusan irregularidades en contratación de doctores cubanos

Aseguran que personal médico cubano no atiende a pacientes con Covid y la gran mayoría no cuenta con especialidad; "están dedicados a toma de temperatura y datos, pero perciben ingresos superiores", denuncian

Médicos acusan irregularidades en contratación de doctores cubanos
La doctora Belinda Cázares Gómez, presidenta de la Fenacome (Foto: Especial)
Nación 14/06/2020 16:24 Carina García Actualizada 16:36

Colegios y asociaciones médicas del país llamaron al gobierno federal a aclarar y corregir la discriminación laboral y salarial que viven miles de médicos mexicanos con bajas percepciones, sin trabajo o en el subempleo, y que hoy están desplazados por cientos de médicos cubanos contratados por las autoridades.

Estos médicos de nacionalidad cubana fueron traídos a trabajar en hospitales de la ciudad para el periodo de emergencia sanitaria por la pandemia de coronavirus, pero no ingresan a áreas Covid-19; no atienden a pacientes con esa enfermedad; la gran mayoría no cuentan con especialidad; prácticamente están dedicados a toma de temperatura y datos, pero perciben ingresos superiores, incluso, a los de especialistas mexicanos, alertaron.

Los presidentes de doce Asociaciones y Colegios de especialistas en medicina crítica, medicina interna, anestesiología, terapia intensiva pediátrica, infectología, cirugía general, y de la Federación Nacional de Colegios de la Profesión Médica dirigieron sendas cartas públicas con la denuncia, dirigida al presidente Andrés Manuel López Obrador.

Se estima que el número de médicos generales que están desempleados o subempleados y sí están capacitados para realizar esas mismas tareas de primer contacto ascienden a 30 mil, quienes por tanto están desplazados, discriminados por el gobierno de la ciudad.

Lea también: Dudan de apoyo de médicos cubanos para atender Covid-19

Recordaron que en abril, el Diario Oficial de la Federación (DOF) publicó un decreto en el que se estableció que se contrataría personal profesional de la salud con formación en el extranjero, y por un acuerdo con el gobierno de Cuba, asignado por el Instituto de Salud para el Bienestar, las Secretarias de Administración y Finanzas y de Salud de la Ciudad de México, arribaron 585 médicos y enfermeras de ese país, “representando un desembolso de más de 6.2 millones de dólares”.

En entrevista con EL UNIVERSAL, la doctora Belinda Cázares Gómez, presidenta de la Fenacome, aseguró que por testimonios de sus agremiados en nosocomios de la Ciudad de México, se ha podido determinar que los médicos extranjeros no realizan las tareas en las que, se dijo, serían de apoyo para atender la pandemia; sin embargo, cuentan con condiciones de privilegio con relación al personal certificado en México.

 “Si fueron contratados para eso deberían estar en la primera línea, pero la denuncia de muchos compañeros médicos que sí están en la primera línea, es que ellos no lo están haciendo, porque no tienen el conocimiento para hacerlo, ¿por qué no se les exige que ayuden en eso? No lo sabemos.

“Ni siquiera sabemos sin son médicos, enfermeros o qué son, ni siquiera se identifican con gafetes, por ejemplo en el Hospital Xoco hay gente que está muy atenta a que se alimenten, los llevan y los recogen en autobuses a donde se hospedan, tienen ventajas que cualquier médico no tiene. Tienen turnos de 8 horas porque los van a recoger a sus horas…desconocemos los contratos, pero debería ser algo abierto", expuso.

Por ejemplo, explicó que en los salarios hay una gran diferencia, pues los especialistas mexicanos ganan, dependiendo de la institución, entre 18 mil y 15 mil pesos.

“Y los médicos que están trayendo de Cuba parece ser que el doble, no tenemos la seguridad porque no tenemos la nómina, pero las autoridades de Salud en la Ciudad de México han informado que sería de 3 mil dólares, aproximadamente, entonces la diferencia es muy grande para que no estén realizando un trabajo como el que perciben los que están en la primera línea”, explicó.

Por ello, en el escrito de la Fenacome al Presidente, se hizo un llamado a la Secretaría de Educación Pública (SEP) y a la Dirección General de Profesiones “para que sean los encargados de investigar y revalidar los documentos que demuestren que realmente son médicos preparados y capacitados para así poder expedirles la autorización que la Ley requiere para poder ejercer una profesión en la República Mexicana, así como también a la Secretaría de Salud y Gobierno Federal que no desprecien a los médicos mexicanos”.

Cázares Gómez explicó que la ley reglamentaria del artículo 5º constitucional da a los Colegios la atribución de vigilar la actuación de cada profesionista, “tenemos esa condición jurídica de hacer esa revisión, por eso los colegios hemos levantado la voz para conocer quién ha hecho esa revisión, quien ha validado, no nos atrevemos a decir que no están validados sus estudios, pero si queda en la oscuridad esa situación”.

En tanto, otros colegios, asociaciones y federaciones de médicos especialistas expusieron también al presidente su “desaprobación y enérgica protesta ante lo que consideramos una falta grave en contra de los profesionales de la salud de México” por ese desplazamiento por médicos cubanos cuya función no es clara, y su apoyo para combatir la pandemia tampoco.

Entre los firmantes de esta carta están Juan Roberto Torres, de la Asociación Mexicana de Cirugía General;  Javier Saavedra, de la Sociedad Mexicana de Medicina de Emergencias; Ricardo Bañuelos, de la Asociación de Medicina de Urgencias y Desastres de México; Jorge Rosendo Sánchez Medina, presidente del Colegio de Medicina Crítica; Elena López Gavito, de la Federación de Colegios de Especialistas en Cirugía General.

cev

Comentarios