18 | JUL | 2019
Iglesia llama a seguir apoyando a damnificados por sismos de septiembre de 2017
Catedral Metropolitana. Foto: Archivo

Iglesia llama a seguir apoyando a damnificados por sismos de septiembre de 2017

16/09/2018
11:34
Perla Miranda
Ciudad de México
-A +A
La Arquidiócesis de México aseguró que a pesar de que se realizaron labores de reconstrucción en los estados más afectados, aún hay casas derrumbadas, construcciones inhabitables que no se han demolido, escuelas afectadas y sistemas de drenajes inservibles

CDMX.- La Arquidiócesis de México hizo un llamado a seguir apoyando a las personas que resultaron damnificadas tras los sismos del 7 y 19 de septiembre del año pasado hasta alcanzar la reconstrucción del país. “¡No bajemos el puño que levantamos alto, muy alto, hace un año!”.

A través del editorial “Mantengamos el puño en alto”, publicado en el semanario religioso Desde la fe, la iglesia lamentó que a pesar de que se realizaron labores de reconstrucción en los estados más afectados parece que la tierra se cimbró apenas hace unos días.

“Aunque se ha hecho una gran labor en las entidades golpeadas por ambos movimientos telúricos, muchas de las comunidades periféricas y con mayores necesidades, tanto de Puebla y Oaxaca, como de Morelos, Chiapas, Tabasco y la Ciudad de México, muestran un escenario que sigue siendo una fotografía de aquellos días”.

El texto aseguró que aún hay casas derrumbadas, construcciones inhabitables que no se han demolido, escuelas afectadas y sistemas de drenajes inservibles. “Tal parece que en esas zonas el terremoto se hubiera registrado ayer y continuara la fase de emergencia”.

La arquidiócesis encabezada por el cardenal Carlos Aguiar Retes afirmó que los sismos se seguirán sintiendo hasta que no se levante el último escombro.

“Mientras siga una sola familia viviendo en un campamento improvisado, mientras haya un grupo de niños tomando clases bajo árboles o carpas, y mientras continúe habiendo hambre o escasez de agua en la comunidad más alejada”.

El artículo recordó que el año pasado tras la conmoción de la tragedia diversas instancias gubernamentales y organizaciones de la sociedad civil prometieron no detener la ayuda a los damnificados hasta ver el último rincón de los territorios afectados reconstruido.

“Pero a un año de los movimientos telúricos, la ayuda se ha ido desvaneciendo pero las necesidades siguen ahí. Hermanos nuestros, que con seguridad deben estar sintiendo ahora el peso del abandono”.

 

Mantente al día con el boletín de El Universal

 

Comentarios