Finanzas del IMSS, amenazadas por déficit en sus cinco seguros

El instituto entregó su informe sobre su Situación Financiera y Riesgos al Congreso de la Unión. Descarta hacer uso de las reservas institucionales

Finanzas del IMSS, amenazadas por déficit en sus cinco seguros
Foto: Archivo / EL UNIVERSAL
Nación 10/07/2019 00:24 Perla Miranda Actualizada 00:51
Guardando favorito...

Las finanzas del Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS) se ven amenazadas por el déficit que hay en sus cinco seguros, lo que equivale a 4.5% del PIB nacional, sin embargo, no será necesario hacer uso de las reservas institucionales. 

A través del “Informe al Ejecutivo Federal y al Congreso de la Unión sobre la Situación Financiera y los Riesgos del Instituto Mexicano del Seguro Social”, que el el IMSS entregó al Congreso de la Unión se detalló que el seguro de Enfermedades y maternidad y el seguro de Salud para la Familia arrojan un mayor déficit, mientras que el Seguro de Riesgos de Trabajo y el de Guarderías y Prestaciones Sociales se vuelven deficitarios y el Seguro de Invalidad y Vida disminuye su superávit.

A fin de cambiar este panorama, el instituto se compromete a “continuar con los esfuerzos para encontrar e implementar nuevas políticas públicas dirigidas a fortalecer la capacidad operativa de los servicios, que permita mejorar el bienestar de los derechohabientes y éstas solo pueden surgir de un entorno de consenso entre los sectores obrero, empresarial y gubernamental, los poderes Ejecutivo y Legislativo, los trabajadores del instituto y el Sindicato del IMSS”, dice el documento. 

El informe da cuenta del costo que han implicado programas como el de Seguridad social para trabajadoras del hogar y el de los becarios de Jóvenes Construyendo el Futuro, en 2019 será de 5 mil 657 millones de pesos, de 10 mil 596 millones en 2020 y de 8 mil 118 el último año del sexenio.

Sobre las instalaciones médicas y no médicas que resultaron afectadas tras los sismos de 2017, el instituto reveló que el año pasado se destinaron 432 millones de pesos en inversión física para la rehabilitación y reconstrucción de los inmuebles afectados. 

“Las unidades que deben ser sustituidas son dos de primer nivel y seis de segundo nivel que están en proceso de planeación y construcción”. 

Hasta diciembre de 2018, el instituto contaba con 68 millones 200 mil derechohabientes, sin incluir a 13 millones 100 mil personas que no cuentan con seguridad social y que reciben servicios médicos a través del Programa IMSS-BIENESTAR.

En un día típico de 2018, el Seguro Social realizó más de 484 mil consultas médicas, de las cuales 53 mil son atenciones por urgencias. Registró 5 mil 600 egresos hospitalarios, 3 mil 900 intervenciones quirúrgicas y efectuó más de 785 mil análisis clínicos.
 
En 2018 se concluyó la construcción de 17 unidades médicas nuevas y 18 con ampliaciones y remodelaciones. Al cierre del año, el instituto contó con una infraestructura médica de 2 mil 245 unidades, en tanto que en el Programa IMSS-BIENESTAR se tenían 4 mil 386.

Por último, el citado informe indicó que si para el próximo año no alcanza la meta de ingresos programada para preservar su balance de operación, o bien se presenta una contingencia sanitaria de impacto nacional, habrá un recorte de gasto en rubros no vinculados a la prestación de servicios médicos.

“Se plantea, entre otras cosas implementar mecanismos de administración que generen sostenibilidad financiera en el mediano plazo; incorporar medidas para la austeridad en el control del gasto y evaluar permanentemente riesgos de corrupción y fortalecer los mecanismos de compra de medicamentos e insumos para la salud”.

Guardando favorito...

Recomendamos

Comentarios