¿Cuál es el origen de la leyenda de La Llorona?

Algunos dicen que es la diosa Cihuacóatl, otros que se trata de La Malinche

¿Cuál es el origen de la leyenda de La Llorona?
La Llorona es una mujer que lanza terribles gemidos por las noches mientras busca a sus hijos - Foto: Luis Licona/Xinhua
Nación 28/10/2020 11:57 Redacción Ciudad de México Actualizada 18:37
Guardando favorito...

Una de las leyendas más antiguas en México es la de La Llorona, una mujer que recorre las calles en busca de sus hijos, a quienes cruelmente asesinó.

Aunque hay varias leyendas y el origen de La Llorona tiene raíces mexicas y coloniales. En la actualidad la gente le teme a La Llorona, ya que esta mujer supuestamente lanza terribles gemidos por las noches.

En su libro: “La Llorona: mito, género y control social en México”, Rosa María Spinoso Arcocha, explica que no hay una sola leyenda sobre La Llorona, sino tres:

1. “La Llorona era una atractiva india, de larga cabellera que tuvo varios hijos ilegítimos. Al ser rechazada por su amante, perdió el juicio y los ahogó en el río, por lo que fue obligada a buscarlos por la noche, apareciendo como un fantasma flotante, vestida de blanco, gritando y llorando ¡Ay mis hijos! por las calles o cerca de los lugares donde hay agua”.

2. “La Llorona es una bella mujer, vestida de blanco que atrae a los hombres y los lleva por lugares peligrosos, en los cuales frecuentemente se les encuentra muertos al día siguiente”.

3. “La Llorona es una combinación de los dos anteriores: una india, mentalmente enferma, que ahogó a sus hijos en el río, y que después de su muerte fue obligada a buscarlos por las noches. Que aún aparece a los hombres, como una bella mujer, de larga cabellera y vestida de blanco, para atraerlos hacia lugares peligrosos en los que no es raro encontrarlos muertos”.

Según el Dr. José María Marroquí, La Llorona: "La hora avanzada de la noche, el silencio y la soledad de las calles y plazas, el traje, el aire, el pausado andar de aquella mujer misteriosa y, sobre todo, lo penetrante, agudo y prolongado de su gemido, que daba siempre cayendo en tierra de rodillas, formaba un conjunto que aterrorizaba a cuantos la veían y oían, y no pocos de los conquistadores valerosos y esforzados, que habían sido espanto de la misma muerte, quedaban en presencia de aquella mujer, mudos, pálidos y fríos, como de mármol. Los más animosos apenas se atrevían a seguirla a larga distancia, aprovechando la claridad de la luna, sin lograr otra cosa que verla desaparecer en llegando al lago, como si se sumergiera entre las aguas, y no pudiéndose averiguar más de ella, e ignorándose quién era, de dónde venía y a dónde iba, se le dio el nombre de La Llorona."

llorona_1.jpg
Foto: Cristopher Rogel Blanquet/El Universal

Por otro lado, el académico José María Roa Bárcena, dijo sobre La Llorona que: “era a veces una joven enamorada, que había muerto en vísperas de casarse y traía al novio la corona de rosas blancas que no llegó a ceñirse; era otras veces la viuda que veía a llorar a sus tiernos huérfanos; ya la esposa muerta en ausencia del marido a quien venía a traer el ósculo de despedida que no pudo darle en su agonía; ya la desgraciada mujer, vilmente asesinada por el celoso cónyuge, que se aparecía para lamentar su fin desgraciado y protestar su inocencia”.

También puedes leer: El espectáculo "La Llorona en Xochimilco" 2020 sí será presencial

Cihuacóatl, la diosa que lloraba por sus hijos

Cihuacóatl, era una diosa mexica que tenía cabeza humana y cuerpo de serpiente. Según la leyenda, ella era la madre de la humanidad y se preocupó profundamente cuando auguró la llegada de Cortés y los españoles. Por las noches, la diosa recorría las calles de Tenochtitlán mientras gritaba: “¡Oh niococone!”, que significa “¡Ay mis hijos!” en náhuatl.

Además, en el Códice Florentino de Fray Bernardino de Sahagún se mencionan los presagios que auguraban la caída del imperio mexica. El sexto presagio era:

“Sexto presagio funesto: muchas veces se oía: una mujer lloraba; iba gritando por la noche; andaba dando grandes gritos: –¡Hijitos míos, pues ya tenemos que irnos lejos! Y a veces decía: –Hijitos míos, ¿a dónde os llevaré?”.

diosa.jpg
Ilustración tomada del Código Florentino

La Malinche

Otra versión de la leyenda sugiere que La Llorona es en realidad La Malinche, la traductora que trabajaba Hernán Cortés. Según los expertos, Cortés y La Malinche tuvieron un hijo llamado Martín. Cuando el colonizador regresó a España, se llevó a su hijo. Según esta versión, La Malinche estaba tan deprimida que se ahogó en un río. Sin embargo, esta versión es falsa, ya que después de la partida de Cortés, La Malinche vivió y tuvo una hija llamada María Jaramillo. Otros señalan que La Malinche se lamentaba haber traicionado a los de su raza.

También puedes leer: Fantasmas y monstruos más temidos del mundo

La Llorona en el cine

La Llorona se presentó en los cines en 1933, fue dirigida por Ramón Peón. Según la Filmoteca de la UNAM, esta cinta es considerada la primera película de horror mexicana. En años recientes, esta institución se dio a la tarea de restaurar el filme para que las futuras generaciones puedan verla.

gm/lae

Temas Relacionados
La Llorona leyendas Día de Muertos
Guardando favorito...
 

Noticias según tus intereses

Comentarios