17 | ENE | 2020
seminario Discriminación, Desigualdad y Cultura del Privilegio: una Reflexión sobre las Condiciones de Discriminación y la Política de Igualdad en México
Fotografía: Mariluz Roldán/EL UNIVERSAL

Combatir la discriminación debe estar en el centro de la agenda nacional: Conapred

03/09/2018
13:59
Mariluz Roldán
-A +A
En un evento por el 15 aniversario del Consejo Nacional para Prevenir la Discriminación, su presidenta Alexandra Haas dijo que la agenda 2030 es una referencia para el siguiente gobierno en materia de igualdad

La agenda 2030 es un marco de referencia para el siguiente gobierno en materia de igualdad, dijo Alexandra Haas Paciuc, presidenta del Consejo Nacional para Prevenir la Discriminación (Conapred), quien destacó que la política para combatir la discriminación debe estar en el centro de la agenda nacional.

En la inauguración del seminario Discriminación, Desigualdad y Cultura del Privilegio: una Reflexión sobre las Condiciones de Discriminación y la Política de Igualdad en México, con motivo del 15 aniversario del Conapred, Haas Paciuc destacó que “en el centro del desarrollo debe estar la política discriminatoria, para poder eludirla”

Recordó que hace poco tiempo se presentó la Encuesta Nacional sobre Discriminación (Enadis) 2017, la cual aporta no sólo una visión sobre prejuicios y estereotipos, sino también acerca de las prácticas discriminatorias y las brechas de desigualdad.

La encuesta, afirmó, alienta al Conapred a avanzar, porque brinda un panorama completo del tema y permite medir el tamaño del reto.

Lee también: En México, una de cada cinco personas ha sido discriminada: Enadis

Ante el cambio de gobierno, destacó que “la agenda 2030 para el desarrollo le pone a la siguiente administración un marco de referencia para orientar el trabajo hacia el lema de la agenda que dice: ‘No dejar a nadie atrás’”.

Recordó también el ejercicio que hizo Conapred con El Colegio de México (El Colmex), en el que detectaron que en los distintos ámbitos institucionales existen barreras que frenan la igualdad. Añadió que ambas herramientas se acercarán a las autoridades del nuevo gobierno.

“No vamos a lograr combatir con paliativos la discriminación, si no nos metemos a los grandes ejes de trabajo”, afirmó. Tambipen destacó que la alianza con la Cepal, El Colmex y la UNAM es importante.

Silvia Giorguli Saucedo, presidenta de El Colegio de México (El Colmex), indicó que con base en una amplia investigación se ha logrado entender qué hay diversos factores, además del socioeconómico, que intervienen en la desigualdad, que es un proceso multidimensional y acumulativo.

Mencionó la persistencia de la desigualdad en los últimos años a pesar de los esfuerzos realizados, por lo que hizo un llamado a seguir impulsando medidas en la materia, con el objetivo de continuar disminuyendo las brechas sociales.

Destacó el trabajo de Conapred durante estos 15 años y dijo que es necesario que continúe haciendo su labor, como lo ha hecho, para combatir la discriminación en el país.  
Mariclaire Acosta Urquidi, presidenta de la Asamblea Consultiva del Conapred, dijo que éste es una institución muy eficaz, “a pesar de la falta de recursos materiales”.

Recordó que la discriminación es un hecho estructural y que la Enadis 2017 mostró que “el tono de piel es un factor determinante en nuestra población y que los estereotipos son un hecho arraigado”, lo que indica hacia dónde se deben enfocar los esfuerzos.

En su participación en el conversatorio Identidades Sociales y Desigualdades frente a la Agenda Antidiscriminatoria, Acosta Urquidi, dijo que en el discurso del gobierno se habla de pacificar y de darles oportunidades a los jóvenes, “pero el tema de la justicia está prácticamente ausente de la pacificación”.

Enfatizó que “si no incorporamos el tema del acceso a la justicia al del combate a la desigualdad y la discriminación, no vamos a llegar muy lejos”.

Mario Luis Fuentes, investigador del Programa de Estudios Universitario de Estudios del Desarrollo (PUED-UNAM), en representación de su coordinador Rolando Cordera, mencionó que se debe reconocer que la desigualdad y la discriminación son procesos articulados.

“Las ineficiencias de la desigualdad no tienen que ver sólo con el ámbito económico, sino con el social”, y agregó que “la cultura del privilegio no se puede pensar sin la cultura de las privaciones que fomenta”.

El investigador también felicitó al Conapred y dijo que a 15 años de su creación es necesario reflexionar sobre por qué no se ha logrado construir una política de igualdad, con el objetivo de avanzar en ese camino.

Hugo Beteta, director subregional en México de la Comisión Económica para América Latina y el Caribe (Cepal), en representación de la secretaria Ejecutiva, Alicia Bárcena, expresó que el seminario es una puerta para seguir avanzando

Destacó el desarrollo de un enfoque transversal de políticas públicas del Conapred y el trabajo realizado en la Enadis 2017, que es de gran importancia para construir medidas en favor de la igualdad.

En la primera conferencia, titulada La ineficiencia de la desigualdad, discriminación y cultura del privilegio, Beteta  dijo que “ser pobre en sí mismo es una causa de discriminación” y añadió que la parte histórica de ese flagelo se traduce en desventajas para la siguiente generación.

Comentó que la cultura del privilegio es un sistema de valores que hace que cierto sector tenga ventaja sobre otros y normaliza la asimetría. “Expresa, reproduce y profundiza la desigualdad”.

Afirmó que la cultura de privilegio “justifica la desigualdad” y explicó que esas acciones discriminatorias se reproducen en el tiempo, además, es estructural porque los diversos factores se entrecruzan, por ejemplo, destacó que una mujer de piel más oscura tiene menos oportunidades de desarrollo que un hombre de piel blanca.

Por el contrario, mencionó que la igualdad es eficiente porque “genera instituciones inclusivas y una cultura que premia la innovación y el esfuerzo”.

mpb

Mantente al día con el boletín de El Universal

Comentarios