CNDH pide que menores migrantes en Chiapas vayan a albergues de la sociedad civil

Emite también medidas cautelares al Instituto Nacional de Migración para que se investigue el aseguramiento de una persona en el municipio de Arriaga, quien fue golpeada el 25 de octubre
Personas migrantes y personal de la CNDH
Foto tomada del Twitter @CNDH
28/10/2018
17:02
Mariluz Roldán
-A +A

Al observar la situación de niñas, niños y adolescentes migrantes que están detenidos en el Recinto Ferial de Tapachula, Chiapas, la Comisión Nacional de los Derechos Humanos (CNDH) emitió nuevas medidas cautelares para que se les brinde otro lugar de alojamiento.

Al acreditar los requisitos de riesgo, urgencia e irreparabilidad del daño que deben cubrir las medidas cautelares para que proceda su otorgamiento, el organismo solicitó su implementación al subsecretario de Derechos Humanos de la Secretaría de Gobernación, Rafael Avante Juárez; a la subsecretaria de Población, Migración y Asuntos Religiosos de esa dependencia, Patricia Martínez Cranss; al comisionado del Instituto Nacional de Migración, Gerardo Elías García Benavente; al titular del Sistema Nacional para el Desarrollo Integral de la Familia, Jesús Naime Libién; al procurador Federal de Protección de Niñas, Niños y Adolescentes, Luis Enrique Guerra García; a la encargada de la Coordinación General de la Comisión Mexicana de Ayuda a Refugiados, Yolotli Fuentes Sánchez, y a la procuradora de Protección de Niñas, Niños, Adolescentes y la Familia del Estado de Chiapas, Claudia Guadalupe Castellanos Galdámez.

Personal de la CNDH que apoya a la Caravana Migrante observó particularmente la situación de niñas, niños y adolescentes detenidos en las instalaciones del Recinto Ferial, el cual ha sido habilitado como lugar cerrado con seguridad estatal perimetral a cargo del Instituto Nacional de Migración (INM), quienes están expuestos a situaciones que podrían provocarles problemas psicológicos y de desarrollo, relacionados con sus experiencias durante la detención.  

“Para la mayoría de estas personas menores de edad, dicha situación incluye la pérdida de la libertad ambulatoria, tanto de ellos como de sus familiares, y la separación forzada del mundo exterior, además de que en muchos casos ya cuentan con la constancia de trámite que los acredita como solicitantes de la condición de refugiado, lo que les permite mayor movilidad y alojarse en albergues de la sociedad civil”, indicó.

En las medidas cautelares el organismo pidió que a los menores de edad y a sus familiares, quienes sean solicitantes de asilo, se les otorgue una alternativa de alojamiento adecuado para proteger de manera integral sus derechos humanos.

También solicitó que se lleven a cabo acciones conjuntas con organizaciones o instituciones como la Oficina del Alto Comisionado de las Naciones Unidas para los Refugiados (ACNUR), a fin de que se generen esos espacios de alojamiento alternativo en albergues de la sociedad civil de Chiapas a donde puedan ser canalizados los migrantes.

En otro caso, la CNDH también emitió medidas cautelares dirigidas al Instituto Nacional de Migración para que se investigue el aseguramiento de una persona en el municipio de Arriaga, Chiapas, por personal del INM, el 25 de octubre pasado, y quien fue golpeada por uno de ellos.  

De acuerdo con información publicada en un sitio de internet, aproximadamente 10 elementos del INM aseguraron a una persona que vestía un pantalón corto de color negro, en las inmediaciones de la Casa del Migrante Hogar de la Misericordia, mientras uno de ellos lo golpea con una especie de palo blanco.  

La CNDH solicitó que se brinde protección, seguridad y atención médica a dicha persona, garantizando sus derechos humanos y que los servidores públicos del INM que participaron en su aseguramiento se abstengan de realizar funciones de verificación migratoria o de contacto con personas migrantes, en tanto se lleva a cabo la investigación y se deslindan responsabilidades.

mpb