18 | AGO | 2019
Científicos de la UNAM desarrollan fórmula para preservar cadáveres
Foto: Archivo. El Universal

Científicos de la UNAM desarrollan fórmula para preservar cadáveres

15/07/2019
20:09
Teresa Moreno
-A +A
La nueva fórmula química es inodora, disminuye los riesgos sanitarios y mantiene la flexibilidad de los cuerpos

Read in English

Científicos de la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM) desarrollaron una fórmula química para preservar cadáveres sin necesidad de refrigeración. 

Dicha fórmula es inodora, disminuye los riesgos sanitarios y mantiene la flexibilidad de los cuerpos, lo que permite su utilización para investigación y docencia. 

De acuerdo con un comunicado de la UNAM, Diego Pineda, jefe del Departamento de Innovación en Material Biológico de la Facultad de Medicina explicó que con el formol, que se utiliza en la mayoría de las morgues, la preservación de un cuerpo requiere tres meses de preparación. 

“Con nuestro procedimiento, que combina varias sustancias, sólo se necesitan 15 días, y después de ese lapso el cadáver ya no necesita nada, ni refrigeración”. 

Tras año y medio de pruebas y combinación de distintas sustancias se obtuvo la fórmula, que ahora está en proceso de patente nacional e internacional. 

Anteriormente, el anfiteatro de la Facultad de Medicina contaba con tinas de inmersión con formol donde se colocaban los cuerpos para conservarlos. El problema es que esa sustancia a la larga tiene efectos cancerígenos y dificulta el trabajo porque irrita los ojos y la mucosa nasal. En la nueva fórmula sí se utiliza formol, pero en un porcentaje menor a 3%, combinado con otras sustancias. 

Otra desventaja del método tradicional es que el formol y otros alcoholes que se utilizaban deshidratan y vuelven rígidos los cuerpos; además, por la rigidez y el color café que adquieren, es difícil identificar los planos anatómicos como la piel, grasa, nervios o arterias, o practicar técnicas quirúrgicas para los estudiantes de Medicina.

“Con cuerpos adecuados se adquieren mejores destrezas y se disminuyen los desaciertos en la práctica clínica, con un impacto positivo, porque los errores médicos son la tercera causa de muerte prevenible en el mundo”, explicó el especialista de la Facultad.

A partir de la transformación del anfiteatro de la Facultad de Medicina hace poco más de tres años, y la implementación de la nueva técnica de preservación, se incrementó el número de cursos de posgrado: de cuatro en 2016, a 66 en 2018, y hasta mediados de 2019 ya se contabilizan 55. 

En la FM cuentan con el programa de donación de cuerpos. Hace dos años y medio, cuando inició, 27 personas se inscribieron, y en la actualidad tienen más de dos mil inscritos. En promedio, cada cuerpo sirve para impartir ocho o más cursos, y sin importar el tiempo que permanecen en la Facultad, reciben un trato digno.

rmlgv

Mantente al día con el boletín de El Universal

 

Comentarios