“Si no salimos, no tenemos ingresos”

“Si no salimos, no tenemos ingresos”
Foto: Carlos Mejia. El Universal
Nación 22/03/2020 03:16 Perla Miranda Actualizada 04:59
Guardando favorito...

En la zona de hospitales, al sur de la ciudad, cerca de 40 puestos de comida cerraron ya, con motivo de la Jornada Nacional de Sana Distancia, a fin de prevenir contagios por Covid-19; sin embargo, los trabajadores, aseguran que esta estrategia no los toma en cuenta, pues si no venden, no tendrán ingresos, ante la molestia, afirman que el nuevo virus es un invento.

“Eso del coronavirus es un mentira, qué pasó con Salinas, pues el chupacabras; luego con Calderón la influenza, y ahora nos salen con esto, el problema no es quedarse en casa sino de que vamos a vivir porque ganamos al día”, dice una mujer que vende quesadillas, sopes y pancita.

La empleada lamentó que se lleve a cabo la Jornada Nacional de Sana Distancia porque en su casa nadie tiene un empleo fijo, además ayuda a una de sus hijas quien tiene a dos integrantes de su familia con cáncer.

“Mi yerno tiene cáncer de cerebelo y mi nieto leucemia, mi hija trabaja en las calle, vende comida, dulces, lo que pueda y yo le ayudo, pero aquí mi patrón no me va a pagar estas semanas que esté cerrado el negocio”, dijo.

Oscar vende tortas, al día sacaba más de 3 mil pesos, desde hace dos semanas no ha completado ni mil pesos, “nos da en la torre, porque ni tuvimos tiempo de juntar dinero”.

Ambos comerciantes contaron a EL UNIVERSAL que dejarán de abrir sus locales desde mañana domingo, hasta el 19 de abril, en los últimos días no han tenido clientes y están a la expectativa de que harán para obtener dinero durante dicho periodo.

“Todo el día tenía clientes, desde la mañana eh, porque la gente busca comer barato y rico, y con las tortas se llenaban, venían doctores, pacientes, taxistas, pero ahora nada, tampoco nos conviene invertir en mercancía que se va a quedar y echar a perder, nos tocará encerrarnos y a ver qué pasa”.

En el puesto de Ana, resalta el letrero “lave sus manos y coma aquí”, pegado a una botella con gel antibacterial, la joven vende caldos de gallina y pancita.

“Ya la semana pasada estuvo flojo, pero hoy más, y con la paranoia de que en el Iner hay gente con coronavirus, pues la gente no come en esta zona, nadie está pensando en los comerciantes, yo no sé de dónde voy a sacar dinero para poder estar en mi casa”.

Guardando favorito...

Noticias según tus intereses

Comentarios