Sedatu dará informe final de daños por sismo en Oaxaca

Se realizan censos en cada casa en los municipios más afectados, informan; secretaría registra 11 mil 215 viviendas con pérdida total
Rosario Robles informó que en el primer día de recorridos por zonas afectadas por el movimiento telúrico se contabilizaron daños en 12 mil 500 casas. (VALENTE ROSAS. EL UNIVERSAL)
18/09/2017
01:37
Redacción
-A +A

La titular de la Secretaría de Desarrollo Agrario, Territorial y Urbano (Sedatu), Rosario Robles Berlanga, será quien presente la evaluación final de los daños y de iniciar las labores de reconstrucción en los estados afectados por el sismo del pasado 7 de septiembre.

La Sedatu ha implementado una estrategia en donde se incluye, además de la entrega de víveres, la realización de un censo casa por casa en los 42 municipios afectados en Oaxaca, por lo que fueron movilizados 3 mil brigadistas de la dependencia, así como integrantes de organismos como los Ángeles Verdes.

El registro consiste en una documentación fotográfica y la identificación de la vivienda con un número de folio, que servirá para recibir en un futuro el apoyo del gobierno federal.

En la reunión de evaluación de daños en el estado, realizada el miércoles 13 de septiembre en Ixtepec, Robles Berlanga informó que el primer día del censo se lograron contabilizar 12 mil 500 viviendas afectadas. Ese mismo día, la titular de la Sedatu recorrió las calles de Juchitán con representantes de grupos empresariales solidarios con las familias damnificadas y con el proceso de reconstrucción del Istmo de Tehuantepec.

En los recorridos realizados por la zona, la secretaria supervisó la entrega de 200 mil litros de agua, 50 mil litros de leche y otros apoyos a 41 municipios de Oaxaca a través del desplazamiento de integrantes de la Secretaría de la Defensa Nacional (Sedena), Secretaría de Marina (Semar) y áreas de Protección Civil de la Secretaría de Gobernación, además de la entrega de más de 100 mil despensas recolectadas a nivel nacional para aliviar las necesidades de los 2.5 millones de damnificados.

A unas horas de haber ocurrido el sismo, Rosario Robles acompañó al presidente Enrique Peña Nieto a Juchitán, Oaxaca, donde la designó como responsable de dar una atención inmediata y rápida a los miles de afectados por el movimiento telúrico en ese estado; en tanto que para apoyar a los damnificados en Chiapas, el Ejecutivo solicitó a Luis Enrique Miranda Nava, secretario de Desarrollo Social (Sedesol), y a Aurelio Nuño Mayer, de Educación Pública (SEP), tras- ladarse a esa entidad para dar seguimiento puntual a las acciones.

El jueves 14 de septiembre, la secretaria visitó a las familias que se alojan en un albergue temporal instalado en el Instituto Tecnológico de Juchitán y desde donde informó que estas también fueron censadas para poder recibir el apoyo federal una vez que inicie el proceso de reconstrucción.

“Este esfuerzo de contacto directo con los afectados se debe al clamor de la misma ciudadanía de eliminar los intermediarios, por ello en los albergues también levantamos un registro inicial y citamos a los afectados en sus domicilios para registrar la constancia fotográfica para acreditar con mucha transparencia que los que están en el censo son las personas verdaderamente afectadas por el terremoto y que esta ayuda no llegue a nadie que no le corresponde”.

El viernes 15 de septiembre, junto con Alejandro Murat, gobernador de la entidad, y José Calzada, titular de Sagarpa, Rosario Robles Berlanga presentó los avances de la evaluación de daños en donde detalló que en Oaxaca 11 mil 215 viviendas son pérdida total, 10 mil sufrieron un daño parcial y 2 mil 450 tienen daños menores. Ante pobladores, la secretaria explicó que con la información de ese censo, el Estado mexicano presentará una propuesta de reconstrucción y atención a las viviendas dañadas.

Mantente al día con el boletín de El Universal

 

COMENTARIOS