22 | AGO | 2019
El secretario de Gobernación, Alfonso Navarrete (centro), anunció en mayo pasado que la División Científica de la PF colaboraría en las investigaciones (ARCHIVO EL UNIVERSAL)

¿Qué ha pasado en el caso del asesinato de los estudiantes de cine?

06/08/2018
05:05
Redacción
-A +A
La autoridad estatal ha detenido a 7 de los 8 participantes del delito; las pesquisas continúan

El 23 de abril la Fiscalía General del Estado de Jalisco convocó a una rueda de prensa para dar a conocer que Javier Salomón Aceves Gastelum, Marco Francisco García Ávalos y Jesús Daniel Díaz García, estudiantes de la Universidad de Medios Audiovisuales (CAAV), fueron raptados y asesinados el 19 de marzo por el Cártel Jalisco Nueva Generación (CJNG) tras filmar en una finca en Tonalá.

La dependencia detalló que la finca fue facilitada por Edna “N”, tía de Salomón, y que las víctimas desconocían que pertenecía a Diego Gabriel Mejía Odilen El Diego, quien está preso en el Reclusorio Metropolitano de Guadalajara y pertenece al Cártel Nueva Plaza (CNP), que mantiene una disputa con el CJNG por el control de Tonalá.

Ese mismo día se informó que dos presuntos integrantes del CJNG identificados como Gerardo “N” y Omar “N”, cantante de rap conocido como QBA, fueron detenidos por estar involucrados en la desaparición. Ellos vigilaban la finca de El Diego, pues tenían información de que éste estaba por salir de la cárcel. Al ver movimiento en la finca lo reportaron a un superior que ordenó seguir a los jóvenes y retenerlos. Un sujeto apodado El Canzón, quien fue asesinado en las calles de Guadalajara el 2 de abril, fue señalado como el responsable de comandar el secuestro.

Los estudiantes habrían sido interceptados y trasladados a otro domicilio en Tonalá, ahí los interrogaron y uno de ellos murió golpeado, ante esto, los sicarios decidieron matar a los otros dos. Sus cuerpos habrían sido llevados a una finca en Prados de Coyula y disueltos en ácido, según la versión oficial.

Edna “N” denunció la desaparición de los jóvenes, pero las autoridades tardaron más de cuatro horas en atender el llamado. Ante esto, una operadora del 911 fue suspendida por negligencia y cinco policías de Tonalá asignados al cuadrante donde desaparecieron los estudiantes fueron llamados a declarar y por falta de pruebas fueron liberados.

Ramón García, padre de Marco Francisco, cuestionó la versión de la fiscalía de Jalisco respecto a que los tres jóvenes fueron asesinados y disueltos en ácido, porque asegura que en la finca no se encontró líquido alguno o restos de ADN que puedan comprobarlo.

El 25 de marzo, las autoridades estatales mencionaron que en el crimen contra los jóvenes habrían participado por lo menos ocho personas y hasta la fecha se han detenido a siete. Además de Gerardo “N” y Omar “N”, el 10 de mayo, la Policía Federal (PF) logró la captura de Jonathan “N”, en Metepec, Estado de México, y el 17 de mayo el gobernador de Jalisco, Aristóteles Sandoval, informó que se detuvo a otros cuatro.

Edna “N” y dos mujeres más fueron detenidas y vinculadas a proceso por lenocinio. La fiscalía presume que cinco estéticas masculinas administradas por Edna “N” podrían estar vinculadas al CJNG.

El 10 de mayo, el titular de Gobernación (Segob), Alfonso Navarrete, anunció que desde el 25 de abril la División Científica de la PF ofreció al gobierno de Jalisco todas sus capacidades periciales para continuar con la investigación. 

Mantente al día con el boletín de El Universal

Comentarios