Lo arropa la disciplina del “pueblo uniformado”

Un mosaico de 32 mil efectivos oye atento a su futuro comandante

Lo arropa la disciplina del “pueblo uniformado”
Claudia Sheinbaum, jefa de Gobierno electa capitalina, y los secretarios de Defensa entrante, Luis Sandoval, y actual, Salvador Cienfuegos, en el acto. Foto: LUIS CORTÉS. EL UNIVERSAL
Nación 26/11/2018 01:46 Alberto Morales Actualizada 04:59
Guardando favorito...

[email protected]

Como si se tratara de un mitin político, el presidente electo Andrés Manuel López Obrador se recarga en el atril y pide al “pueblo uniformado” trabajar unidos para enfrentar la inseguridad y la violencia que imperan en el país.

En el ambiente se impone la disciplina marcial: es un mosaico perfecto donde nadie se mueve ni un milímetro, pero también tiene toques de evento de campaña.

Unos 32 mil elementos del Ejército, Marina, Fuerza Aérea Mexicana, Guardias Presidenciales, Policía Militar y Cuerpo de Paracaidistas escuchan con toda atención al civil que en unos cuantos días será su comandante supremo.

No habló como comandante supremo de las Fuerzas Armadas, ni tampoco como un mando a sus subordinados, sino como el hombre que durante 18 años se ha parado en la plaza pública para pedir el respaldo de los ciudadanos.

En un hecho inédito en la historia del país, el presidente electo Andrés Manuel López Obrador solicitó reunirse con militares cinco días antes de que tome protesta como Presidente de México, y les pidió su apoyo.

La empatía llega cuando López Obrador le habla a la “plaza uniformada” y les explica los cambios que habrán de darse con la cuarta transformación de la República.

“Van a mantener su sueldo. A veces se malinterpretan las cosas, algunos para meterles miedo en la campaña decían cuidado con ‘ya sabes quién’, porque te van a bajar el sueldo. Van a bajar arriba, lo digo con todo respeto: los de abajo van a ganar más”, frase que desató los aplausos espontáneos en cascada y logra una que otra sonrisa.

Ante los aplausos, los secretarios de la Defensa, Salvador Cienfuegos, y de Marina, Vidal Francisco Soberón, se unen con sus palmas.

En la campaña por la Presidencia, López Obrador pidió al general Salvador Cienfuegos que hiciera su trabajo en lugar de “hacer politiquería” por recibir un reconocimiento honoris causa de la Universidad de Chiapas o del golpe en la mesa que dio el presidente electo al regresar al Estado Mayor Presidencial, el grupo élite del Ejército, a sus actividades dentro de la Secretaría de la Defensa Nacional.

Sin embargo, los roces de la campaña presidencial ayer quedaron zanjados con el recibimiento que las Fuerzas Armadas y sus familias dieron al político tabasqueño.

“Estoy muy contento y muy a gusto de estar con ustedes. Es lo que he hecho por años, en todas las plazas públicas, hablar de esta manera, hasta que ahora con más decisión el pueblo nos está dando su respaldo, su apoyo, y no le vamos a fallar al pueblo”, aseguró el próximo primer mandatario.

También en un hecho inédito en un cuartel militar, un grupo de familiares de la tropa sacó cartulinas en apoyo del nuevo mandatario.

“AMLO, la familia militar lo saluda”; “Los usuarios de la Unidad Militar Chihuahua deseamos éxito al Lic. López Obrador y al General Luis C. Sandoval”, son ejemplo de algunos de los mensajes en color azul que mostraron al próximo titular del Ejecutivo federal e integrantes de su gabinete.

Los rostros serios se habían transformado.

Las Fuerzas Armadas tuvieron su primer encuentro con Andrés Manuel López Obrador, como en la plaza pública. Se volverán a encontrar el próximo domingo, pero ahora ante el comandante supremo de las Fuerzas Armadas de la República Mexicana.

Guardando favorito...
 

Noticias según tus intereses

Comentarios