Rectores acuerdan estrategia para no perder ciclo escolar en universidades públicas

La ANUIES pide pensar en el diseño de un modelo de evaluación virtual que implique la entrega de evidencias por parte de los estudiantes

Rectores acuerdan estrategia para no perder ciclo escolar en universidades públicas
Foto tomada de Twitter @ANUIES
Nación 19/04/2020 19:18 Teresa Moreno Actualizada 19:40

Las universidades públicas no van a poder regresar a clases este semestre, por lo que será necesario continuar las clases en línea y diseñar modelos de evaluación, alertó la Asociación Nacional de Universidades e Instituciones de Educación Superior (ANUIES). 

En el documento Sugerencias para mantener los servicios educativos curriculares durante la etapa de emergencia sanitaria provocada por el Covid-19 que emitió la asociación, la cual agrupa a las 193 universidades e instituciones de educación superior más importantes del país, se pide implementar medidas urgentes para que no se pierda el ciclo escolar en todo el país. 

"Por la suspensión de actividades académicas en todo el país debido a la emergencia sanitaria por el covid-19, es indispensable que las IES implementen medidas urgentes para adaptarse a las nuevas circunstancias y limitaciones, propiciando condiciones para continuar prestando sus servicios educativos durante el periodo de confinamiento y asegurar que este periodo escolar no se pierda", señalaron los rectores. 

Ante esta situación, los rectores diseñaron un programa de acción para atender la emergencia y de esa forma, reducir el impacto negativo sobre los estudiantes. 

El plan considera la posibilidad de que tampoco se puedan aplicar de manera presencial los exámenes finales en las fechas calendarizadas; la ANUIES pide pensar en el diseño de un modelo de evaluación virtual que implique la entrega de evidencias por parte de los estudiantes.

“El objetivo general es lograr que los estudiantes concluyan este periodo escolar; no obstante, la emergencia sanitaria. Además, se sugiere que las medidas que se tomen se lleven a cabo en forma equitativa e inclusiva, lo cual implica identificar y atender a la población estudiantil que se encuentra en condiciones de desventaja socioeconómica”.

En este tema, por ejemplo, se sugiere hacer más flexibles los criterios para evaluar a los alumnos y considerar que los exámenes finales no podrán ser presenciales; para sustituir esto, se propone que los estudiantes realicen un proyecto de evidencias de aprendizaje que serán evaluadas por sus maestros. 

En las prácticas de laboratorio, se sugiere diferirlas o sustituirlas por otras actividades; mientras que en el caso de las prácticas profesionales y del servicio social, se pide que las universidades realicen gestiones con las organizaciones externas que recibirían a los estudiantes para diferir las estancias o las prácticas profesionales; así como reprogramar las actividades del servicio social para no afectar el egreso y titulación. 

“No podemos perder de vista que derivado de las repercusiones económicas que viviremos como país y a nivel global, muchas organizaciones productivas o de servicios optarán por cancelar, al menos por lo que resta del año, todos los programas de cooperación académica de este tipo, lo cual es probable que suceda debido a la incertidumbre financiera del sector formal de la economía nacional”.

Se reconoce que los docentes son los actores clave del proceso de adecuación académica para lo cual se pide definir la temporalidad de las medidas de contingencia, que cada universidad emita lineamientos para organizar y operar la docencia virtual, capacitar a los maestros en el uso de las plataformas informáticas, y solicitarles que adecúen los programas de estudios para enseñar en línea. 

Se les pide ser creativos y hacer equipo con sus estudiantes para mantener los procesos de aprendizaje y evaluar los conocimientos aprendidos; además de considerar y poner atención a los estudiantes que no tienen internet o no cuentan con computadora en casa para presentar sus evaluaciones. 

A los alumnos, se les debe informar de los criterios de evaluación para que puedan organizar su tiempo de estudio, prepararse para los exámenes, elaborar los reportes para el control de lecturas y elaborar sus proyectos que serán utilizados como evidencia de aprendizaje.

“Resulta fundamental redefinir desde ahora los criterios de evaluación. Los docentes deben considerar que hay estudiantes que por su condición socioeconómica carecen de equipo de cómputo o conexión a Internet, lo que no debiera ser obstáculo para que los jóvenes continúen sus estudios. Lo anterior es un reto a la creatividad, ya que profesores y alumnos en esta condición deben sumar esfuerzos para continuar con su aprendizaje y atender los procesos de evaluación”, señala el documento.

rmlgv

Temas Relacionados
universidades coronavirus

Comentarios