Seguridad es aún un pendiente, dice AMLO

03/01/2020
|
01:17
|
Susana Zavala y Alexis Ortiz 
Seguridad es aún un pendiente, dice AMLO
El presidente Andrés Manuel López Obrador destacó que en su primer año de gestión quedó demostrado que su esquema de gobierno está funcionando. Foto/BERENICE FREGOSO. EL UNIVERSAL

Seguridad es aún un pendiente, dice AMLO

03/01/2020
01:17
Susana Zavala y Alexis Ortiz 
-A +A
Afirma que estrategia privilegia inteligencia a uso de la fuerza; "El Chapo" tenía representantes en otras administraciones, acusa

En su primera conferencia matutina de 2020, el presidente Andrés Manuel López Obrador informó que la estrategia de seguridad durante el año se guiará por el Plan Nacional de Desarrollo, que contempla cuatro acciones.

Puntualizó que la estrategia indica que primero debe buscarse el bienestar, mediante la generación de empleo y la atención a los jóvenes, así como el despliegue de la Guardia Nacional en toda la República.

Aun cuando López Obrador resaltó sus logros de 2019, también recordó que la seguridad pública sigue siendo un pendiente para el país: “Tengo confianza de que este año nos va a ir bien, tenemos asignatura pendiente: serenar al país, parar la violencia que se inició cuando se declaró la guerra a las bandas de delincuentes comunes”.

El Ejecutivo hizo hincapié en que las fuerzas de seguridad deben emplear más inteligencia e investigación que fuerza. Por último, dijo, buscará mecanismos para erradicar la corrupción, de modo que la delincuencia no domine gobiernos y poderes.

“Hay otras cosas, desde luego que todos los días atendamos el problema como lo venimos haciendo, o sea, la perseverancia; el que trabajemos de manera coordinada como lo venimos haciendo, que no se esté apostando a la violencia, que no se quiera apagar el fuego con fuego, que no se aplique el ‘mátalos en caliente’, que no haya masacres”, refirió el Presidente.

El Primer Mandatario aseguró que la delincuencia se fusionó de manera articulada con el gobierno y que en sexenios anteriores Joaquín Guzmán Loera tenía representantes en el gobierno, esto al preguntarle si cuenta con más indicios de que El Chapo tuvo una conexión con el expresidente Felipe Calderón.

“No es que Guzmán Loera estuviese en Palacio [Nacional] o en Los Pinos, pero tenía representantes en el gobierno. Eso es gravísimo, pero el conservadurismo se sigue dando baños de pureza, porque así son, van a misa y olvidan los mandamientos; van a la iglesia, comulgan, confiesan para dejar en cero el marcador y el domingo vuelven a lo mismo”, enfatizó.

López Obrador agregó que un indicio es que Genaro García Luna, a quien se le investiga por recibir presuntos sobornos del Cártel de Sinaloa, era la mano derecha del exmandatario panista.

“Está acusado de proteger a una organización delictiva, esa es la prueba; falta que se lo demuestren, pero ahí está ese indicio”, señaló López Obrador, quien agregó que no se puede permitir que la delincuencia gobierne.

Por otra parte, el Presidente anunció una nueva reunión con integrantes de la familia LeBarón, prevista para el domingo 12 de enero en la comunidad de La Mora, Sonora.

Aseguró que el gabinete de seguridad lo acompañará a la reunión con los LeBarón, quienes en noviembre pasado sufrieron la pérdida de nueve familiares por un ataque efectuado por un grupo de la delincuencia organizada.

El Titular del Ejecutivo federal detalló que la reunión con los LeBarón será parte de una gira que realizará por el norte del país y con la cual aprovechará para visitar Ciudad Juárez y Nuevo Casas Grandes, en Chihuahua, así como Bavispe y Agua Prieta, en Sonora.

El Presidente se mostró optimista respecto a que este año el país mejorará y se consolidará la Cuarta Transformación que tiene pensada para el país.

Destacó que en su primer año de gestión quedó demostrado que su esquema de gobierno está funcionando; dijo que hubo mayor distribución de la riqueza a través de los programas sociales y dijo que no fue necesario llevar a cabo gasolinazos y aumentar los precios de gas, diesel y electricidad.

De igual forma, destacó que se intensificaron los trabajos encaminados a erradicar la corrupción y tampoco hubo necesidad de endeudar al país para financiar el presupuesto.

Precisó que el reto para su gobierno será eliminar el contubernio entre la delincuencia común y la de “cuello blanco”, hecho que permitió el aumento en la violencia y la corrupción de México.

Mantente al día con el boletín de El Universal

 
 

Comentarios