Legalización confronta a actores políticos

26/01/2018
03:52
Horacio Jiménez, Misael Zavala y Juan Arvizu
-A +A

[email protected]

Diferentes reacciones generó la postura del secretario de Turismo, Enrique de la Madrid, sobre la legalización de la marihuana.

El precandidato presidencial de la coalición Por México al Frente, el panista Ricardo Anaya, pidió un debate serio y hemisférico sobre la legalización de las drogas, pero afirmó que su legalización no resolverá el problema de violencia que tiene nuestro país.

En entrevista, luego de ofrecer una plática a los estudiantes de su alma máter en la Facultad de Derecho de la Universidad Autónoma de Querétaro, Ricardo Anaya dijo que este tema también se debe debatir con una visión en el marco de la relación con Estados Unidos.

El precandidato presidencial por la coalición Juntos Haremos Historia, Andrés Manuel López Obrador, evadió dar su postura sobre la legalización de la marihuana.

“Ningún comentario al respecto. No me voy a meter en eso, porque luego hasta me acusan de que estoy apoyado por los rusos”, dijo.
Por separado, el senador Luis Humberto Fernández Fuentes (PT) se pronunció por la liberalización completa, mientras que el presidente de la comisión de Salud del Senado, Salvador López Brito, dijo que el tema de la marihuana en esta Legislatura llegó a su tope con su incorporación en la ley del uso médico de esta hierba.

Fernández Fuentes subrayó que de ninguna manera se deben expedir leyes para unos, en detrimento de otros, pues ello significaría aprobar en el Congreso privilegios para un sector, y enfatizó que las normas se deben diseñar para su impacto general.

Remarcó que las leyes deben ser generales, no para un segmento ni para zonas especiales y su liberalización debe ser acompañada de una política pública, dijo.

El Congreso en México aprobó el uso medicinal de la marihuana y no transitó la despenalización y el uso lúdico, en tanto que en California, colindante con Baja California Sur, se expende libremente en el comercio.

Salvador López Brito expresó su rechazó al comentario del titular de Turismo, ya que para una autorización como la que propone, se requiere de una infraestructura, médicos y al respecto, México no está preparado, pues se carece de capacitación y personal para atender el número de adictos.

Lejos de resolver el problema de la inseguridad pública y hechos de violencia, éste se agravaría con el libre uso de la marihuana asociado con el alcohol.

Expresó que el señalamiento del secretario de Turismo debe ser analizado “con mesura, precaución y con reserva”. Dijo que el tema no está en la perspectiva de los trabajos de la la sesión plenaria del PAN, de la semana próxima. Afirmó que este asunto llegó a los avances que se podía lograr en el Congreso, por el momento.

Mantente al día con el boletín de El Universal