Suscríbete

La casa de Lozoya; clave en el caso Odebrecht

Según un artículo de Mexicanos Contra la Corrupción y la Impunidad, la vivienda comprada en 2012 por cerca de 38 millones de pesos fue parte de los sobornos de la constructora brasileña

La casa de Lozoya que es clave en el caso Odebrecht
Foto: Lucía Vergara/ Mexicanos contra la Corrupción
Nación 28/05/2019 21:05 Redacción Actualizada 16:03
Guardando favorito...

Read in English

Una casa en la zona de Las Lomas, que adquirió Emilio Lozoya a finales de 2012 es clave sobre el caso Odebrecht, pues se investiga como parte de los sobornos pagados por la constructora brasileña.

Según un artículo publicado en Mexicanos Contra la Corrupción y la Impunidad, firmado por Raúl Olmos,  en esa vivienda, de mil 165 metros cuadrados, se negociaron las condiciones en las que se asignó un contrato millonario a la compañía brasileña en la refinería de Tula Hidalgo.

La casa de Las Lomas era propiedad de María del Carmen Ampudia Cárdenas, esposa de Carlos Enrique Valenzuela Dosal, miembro del Consejo de Administración del Grupo Financiero Intercam.

Según las  pesquisas oficiales, a las que ha tenido acceso Mexicanos contra la Corrupción y la Impunidad (MCCI) se pagó el 1 de diciembre de 2012 desde una cuenta en Suiza de la que Emilio Lozoya y su hermana Gilda Susana fueron identificados como los beneficiarios, lo equivalente a 38 millones de pesos, en francos suizos.

Ante los indicios de que la residencia fue adquirida con dinero de sobornos de Odebrecht, la Unidad de Inteligencia Financiera (UIF) ordenó el lunes 27 de mayo congelar las cuentas bancarias de Lozoya, su hermana Gilda Susana y la señora Ampudia.

El inmueble se ubica en un condominio habitacional denominado Residencial La Retama, que forma parte de Lomas de Bezares, entre Bosques de las Lomas y Santa Fe, en la alcaldía Miguel Hidalgo de Ciudad de México.

casa1.jpg
Foto: Lucía Vergara/ Mexicanos contra la Corrupción

En diciembre de 2016, Luis Weyll, exdirector de Odebrecht en México dijo varias veces a las autoridades de justicia brasileña que se había reunido con Lozoya en su casa de Santa Fe para negociar sobornos a cambio del contrato de la refinería de Tula. En realidad, se refería a la vivienda está en la zona de Las Lomas, sobre Prolongación Paseo de la Reforma, cerca de Santa Fe.

Las reuniones que se efectuaron en esa casa, según Weyll, tenían que ver con el pago de otros seis millones de dólares en sobornos a cambio de contratos en la planta del Estado de Hidalgo.

En total, el exdirectivo de Odebrecht confesó que pagó diez millones de dólares a Lozoya. Cuatro en 2012 y seis más entre 2013 y 2014. Lozoya siempre ha negado estas acusaciones.

Lee el artículo completo aquí. 
 

Guardando favorito...

Recomendamos

Comentarios