La secretaria de Gobernación afirmó que la administración del presidente Andrés Manuel López Obrador trabajará incansablemente para revertir la desatención sistemática que han enfrentado las víctimas de la violencia
Foto: Archivo/EL UNIVERSAL

Estado mexicano tiene una deuda histórica con las mujeres: Sánchez Cordero

30/08/2019
19:50
Monterrey, NL
​​​​​​David Carrizales/corresponsal
-A +A
La secretaria de Gobernación afirmó que la administración del presidente Andrés Manuel López Obrador trabajará incansablemente para revertir la desatención sistemática que han enfrentado las víctimas de la violencia

La secretaria de Gobernación, Olga Sánchez Cordero, afirmó que la administración del presidente Andrés Manuel López Obrador, trabajará incansablemente para revertir la desatención sistemática que han enfrentado las víctimas de la violencia, y hasta lograr la pacificación del país. Admitió que el Estado mexicano tiene una deuda histórica con las mujeres, por violencias de género y discriminación que debemos erradicar.

En su discurso, al encabezar la ceremonia de clausura de la Segunda Asamblea Plenaria Ordinaria de la Conferencia Nacional de Seguridad Pública Municipal (CNSPM), Sánchez Cordero  señaló que aun más importante que la estrategia nacional de seguridad, es la estrategia municipal de seguridad, porque los municipios son las instancias de más y mejor cercanía con la población.

En el mismo evento, el jefe de la Oficina de la Presidencia, Alfonso Romo Garza, destacó la importancia que representa para el gobierno federal atender el tema crucial de la inseguridad y la violencia, como se los dijo el jueves a un grupo de empresarios, que si no mejoramos en ese aspecto, “todo lo que digamos del plan económico no sirve para nada y no tendremos nada qué hacer en un país que viva con esa amenaza constante”.

La secretaria de Gobernación Sánchez Cordero, mencionó que ha sido evidente que la nueva administración federal recibió un país con una descomposición económica, política y social sin precedentes, con una oleada de violencia que se ve todos los días.

Expuso que una de las vertientes más dolorosas de ese fenómeno es la violencia en contra de las mujeres, niñas, niños y adolescentes, que está presente en todos los entornos, afectando el ejercicio de sus derechos.

Señaló que en este gobierno conocen de cerca el dolor que causa la violencia, no sólo para las personas que resultan víctimas, sino también de sus seres más cercanos.  “Me sumo al dolor y la indignación que sienten, y reitero que en esta administración trabajaremos de forma incansable para revertir la desatención sistemática que han enfrentado”, dijo la ex ministra de la Suprema Corte.

Reconoció que el Estado mexicano, tiene una deuda histórica con las mujeres, niñas, niños y adolescentes,  que viven violencias basadas en género y discriminación, por prejuicios que este sistema cultural promueve cotidianamente y que debemos erradicar.

Aseveró que la debilidad institucional y la existencia de grupos vulnerables con altas barreras de acceso a la justicia, constituyen en sí mismas injusticias claramente remediables, por ello invitó a las fiscalías de todos los estados, para que puedan establecer fiscalías de proximidad, si es posible en cada municipio, barrio o colonia, donde quienes nunca han tenido acceso a la justicia, puedan denunciar la violencia y los delitos de los que son víctimas.

Expuso que la Estrategia Nacional de Protección Integral para Mujeres, Niñas, Niños y Adolescentes que viven violencia de género, que fue presentada durante el encuentro por Alicia Leal directora adjunta del Inafed (Instituto Nacional para el Federalismo y el Desarrollo Municipal), busca impulsar una cruzada contra la violencia que azota a las mujeres, para lo cual se requiere establecer una cultura de paz para lograr la reconciliación del país.

Pero advirtió, “no hay forma de reconciliar al país, si no encontramos la forma de reducir la violencia que enfrentan las mujeres, niños y adolescentes en sus vidas”, y que empieza en el mundo familiar.

Puntualizó que debe haber una atención  integral del problema, con la creación del Ministerio Público de proximidad, para que las mujeres puedan presentar denuncias, y que existan refugios para sustraerlas de su entorno de violencia, pues de lo contrario “no podemos garantizarles que no vuelvan a ser violentadas”.

Sánchez Cordero señaló que en los delitos de feminicidio la violencia va escalando, a tal grado que se puede afirmar que constituyen la crónica de una muerte anunciada.

En tanto Alicia Leal, asentó, “tenemos que dejar de privilegiar la denuncia y la judicialización de los casos como un primer paso, porque tenemos que construir capacidad de respuesta para que las mujeres inmediatamente estén protegidas al momento de buscar ayuda”.

Si no lo hacemos así vamos a seguir teniendo números crecientes de feminicidio, la única denuncia que nunca debe ser analizada –para decidir si se atiende o no-, es la de un hombre que dice que va a matar a su mujer, porque según especialistas en seguridad, esa amenaza se va a cumplir, dijo Leal.

Citó el caso de Connie Janeth de 27 años,  asesinada por su pareja en General Zuazua, Nuevo León. “Ella denunció 14, 15 veces, no le creyeron, no pudo comprobar que era víctima de violencia psicológica; pero ésta escala y la violencia emocional y psicológica también mata, no hay violencia que se deba medir cuando estamos hablando de violencia contra las mujeres, y se debe brindar atención inmediata y multidisciplinaria”.

La alcaldesa de Escobedo, Clara Luz Flores, citó que con el mecanismo Puerta Violeta, que inició Alicia Leal a través de la asociación Alternativas Pacíficas y posteriormente fue aplicado en dicho municipio y se proyecta replicar en todo el país, se ofrecen casi nueve mil atenciones por semestre a mujeres que sufren de violencia, y antes de Puerta Violeta se brindaban mil 551 acciones, es decir que hubo un crecimiento de 567 por ciento con el nuevo modelo para enfrentar la violencia de género.

Mantente al día con el boletín de El Universal

 

Comentarios