El eco juvenil se oye en muros de San Lázaro

El Segundo Parlamento de jóvenes discute iniciativas a reformas; presenta 300 propuestas que mañana serán planteadas ante el pleno
En la Cámara Baja, 300 prospectos a ocupar un cargo en el Senado de la República asistieron ayer al Segundo Parlamento Juvenil de México para fungir por un día como diputados (FOTOS: ALEJANDRA LEYVA. EL UNIVERSAL)
11/07/2018
03:34
Alejandra Canchola
-A +A

[email protected]

La Cámara de Diputados, otrora campo de batalla entre partidos políticos por reformas y votos, fue tomado ayer por 300 jóvenes quienes, al participar en el Segundo Parlamento Juvenil de México, buscaron hacer escuchar sus propuestas. El eco de las voces es constante y firme. Las delgadas mamparas que dividieron a las comisiones permitían escuchar lo que se discutía del otro lado, por lo que los estudiantes debían hablar más fuerte.

“No se trata de hacer más leyes, sino de perfeccionarlas”, dice un muchacho mientras sostiene en su mano una Constitución, en las mesas instaladas en el lobby del edificio E.

No pasaban de las 10:00 horas y las discusiones en cada una de las 15 comisiones iban a mayores, pasaron de un tímido intento por levantar la mano y pedir la palabra, a juzgar con argumentos una iniciativa de reforma o de emitir una nueva legislación.

Para ser seleccionados, los jóvenes enviaron a la Comisión de Juventud de la Cámara Baja una iniciativa de ley para combatir la corrupción e incentivar la participación ciudadana, la cultura, el deporte, la educación, el acceso a la salud, el trabajo y la igualdad de género.

Cada una de esas iniciativas —en total 300— fueron retomadas ayer en las comisiones y sus integrantes se encargaron de redactar un sólo dictamen que presentarán mañana en la sesión del pleno, el 12 de julio.

La séptima comisión, la del trabajo, discutió el incremento del salario mínimo y la posibilidad de reducir la jornada laboral. Y en la octava comisión, la de igualdad de género, valoraron una reforma integral que garantice un gabinete de Estado integrado por 50% de mujeres.

Cerca de las 13:00 horas, los 20 integrantes de la Comisión de Participación Ciudadana toman un espacio de reflexión. Luego de una pausa de varios minutos, una joven acota: “Parece que entramos en un callejón sin salida, debemos regresar al propósito de la iniciativa”.

Uno de los principales obstáculos es la reducida posibilidad de echar mano del presupuesto federal para poner en marcha sus ideas, y la necesidad de crear comisiones especiales para hacer seguimientos a algunos asuntos.

En punto de las 14 horas concluyen los trabajos de las comisiones, los jóvenes salen en dirección a la sede del Senado de la República, donde se realizan los trabajos de la Comisión Permanente del Congreso de la Unión para una visita guiada.

Fue entonces que los cubículos quedaron vacíos y el aire que entraba por los pasillos enfrió el lugar donde, al calor de la discusión, las mejores propuestas de ley que presentaron jóvenes de todo el país encontraron correcciones.

Hoy los trabajos en las mesas de comisión seguirán, los legisladores más jóvenes de México buscarán generar consensos, acuerdos y finalmente votar por la aprobación de un dictamen que pueda ser elegido en la asamblea para presentarse a la próxima 64 Legislatura.

Con esfuerzo, los jóvenes que participan en el Parlamento Juvenil 2018 esperan algún día ser los legis- ladores del mañana. Ayer fueron diputados por un día, siempre con la idea de ser mejores.

Mantente al día con el boletín de El Universal

 

COMENTARIOS