ASF detecta anomalías en apoyos a damnificados por sismos

La Auditoría Superior de la Federación detalló que la Secretaría de Desarrollo Agrario, Territorial y Urbano presentó facturas canceladas y no comprobó que los damnificados recibieran materiales para la reconstrucción de sus viviendas

ASF detecta anomalías en apoyos a damnificados por sismos
Foto: Archivo / EL UNIVERSAL
Nación 20/02/2019 22:07 Astrid Rivera Actualizada 22:17
Guardando favorito...

La Auditoría Superior de la Federación (ASF) detectó irregularidades por 15 millones de pesos en la entrega de los apoyos para la reconstrucción por los sismos de septiembre de  2017 operados por la Secretaría de Desarrollo Agrario, Territorial y Urbano (Sedatu). 

Facturas canceladas y falta de comprobación de la entrega de apoyos a los damnificados, son algunas de las anomalías que encontró el órgano auditor al revisar la dispersión de los apoyos por los sismos de septiembre de 2017; 

La ASF detalló que la Sedatu presentó una factura cancelada por 14 millones 491 mil pesos para la remoción de escombros de las viviendas afectadas. 

Detalló que la Comisión Nacional de Vivienda no comprobó que los damnificados recibieron los materiales para la reconstrucción en 11 de los 12 contratos celebrados con proveedores de servicios de asistencia técnica a quienes se les hicieron pagos por 21 millones de pesos en 2017; el organismo tampoco reintegró a la Tesorería de la Federación 37 millones 153 mil pesos dentro de los 15 días naturales al cierre del ejercicio 2017.

El órgano auditor destacó que el Banco del Ahorro Nacional y Servicios Financieros, S.N.C., no actualizó ni sometió a autorización la normativa para regular el diseño y actualización de la distribución, resguardo y custodia de las tarjetas del Programa FONDEN en los estados de Oaxaca y Chiapas; así como para detectar y bloquear transacciones de tipo fraudulento; además de que no se establecieron procedimientos seguros de control de acceso a los archivos que contienen información sensible de los usuarios.

La ASF observó que el esquema bajo el cual se decidió que participaran la Sedatu, el Banco del Ahorro Nacional y Servicios Financieros, S.N.C, y la Comisión Nacional de Vivienda, para dar atención a la población de las zonas afectadas y la restauración de los daños ocasionados por los sismos de septiembre de 2017, lo que limitó que la población alcanzara un “entorno de normalidad social y económica”.

rmlgv

Guardando favorito...
 

Noticias según tus intereses

Comentarios