PAN: reforma energética dañará T-MEC

Afectará la economía familiar, sobre todo de los más pobres; cambio legal favorece monopolio estatal y es inconstitucional, afirma Marko Cortés

PAN: reforma energética dañará T-MEC
Marko Cortés, líder del PAN se opone a la reforma energética. ARCHIVO EL UNIVERSAL
Nación 08/02/2021 03:07 Susana Zavala Actualizada 03:19
Guardando favorito...

La iniciativa para reformar la Ley de la Industria Eléctrica propuesta por la administración federal, afectará la economía familiar, sobre todo de los más pobres, aseguró Marko Cortés Mendoza, presidente del Partido de Acción Nacional (PAN).

El líder panista agregó que esta medida es inconstitucional y pondrá en riesgo el T-MEC, pues favorece un monopolio estatal, lo cual llevará al país a litigios internacionales y provocará que se pague más por el consumo de luz.

Señaló que de concretarse la mala propuesta del gobierno morenista, se generarán cuatro grandes males a nuestro país: aumento en el precio de la luz, la necesidad de mayor subsidio gubernamental, más pérdida de empleos y una mayor contaminación del medio ambiente.

“Esto afectará significativamente la economía familiar, sobre todo de los más pobres. Además, es inconstitucional, porque quieren convertir a la Comisión Federal de Electricidad (CFE) en un monopolio del Estado.

A nivel internacional, México perderá credibilidad para atraer inversiones y habrá pérdidas millonarias para las empresas que invirtieron en proyectos de generación de energía eléctrica, con la consecuente pérdida de empleos debido a que muchos contratos podrían ser revocados”, advirtió.

Cortés Mendoza aclaró que la reforma energética de 2013 no privatizó la industria eléctrica, sino todo lo contrario, dio apertura a la competencia, pues jamás se vendió algún activo de CFE a un particular.

Explicó que la figura de Productores Independientes de Energía se creó porque la CFE no tenía recursos para invertir en plantas eléctricas, por 20 años éstas fueron las mejores de México, porque hicieron funciones de maquila: recibían gas de CFE y producían electricidad.

“El gobierno dejó de construir plantas porque sindicatos como el SME y el SUTERM las construían. Los costos eran excesivos, se construían mal y eran fuente de robo, beneficiando a empresas de sus líderes”, dijo.

Guardando favorito...

Noticias según tus intereses

Comentarios