22 | AGO | 2019

Notas aclaratorias e información complementaria al #OrgulloMexicano “Mexicano ‘contrarresta’ la diabetes con cirugía de bajo costo”

05/07/2019
18:03
Natalia Castrejón
-A +A
Publicado el 18 de mayo de 2019

La Bipartición del Tránsito Intestinal (BTI) es una simplificación de la técnica existente “Bypass Intestinal Reversible Hipofuncionante de Lazarroto e Souza”; el médico cirujano con especialidad de Cirugía General en The American British Cowdray Medical Center IAP y Endocrinocirugía y Cirugía Mini Invasiva en la Università di Pisa en Italia, Walter Kunz Martínez hizo modificaciones en la forma de medir y de calcular el sitio donde hacer la unión en el intestino; la cataloga como una cirugía metabólica.

El término Cirugía Metabólica se aplica al uso de procedimientos de Cirugía Bariátrica con la intención de mejorar las alteraciones metabólicas; controlar enfermedades metabólicas como la diabetes, se concluyó en el posicionamiento de 2018 de las principales asociaciones médicas en México sobre el uso de Cirugía Metabólica para Tratamiento de la Diabetes Mellitus (Metabolic Surgery for the Treatment of Diabetes Mellitus Positioning of Leading Medical Associations in Mexico. International Federation for the Surgery of Obesity And Metabolic Disorders (IFSO)).

En este posicionamiento se propuso reservar el nombre de Cirugía Bariátrica cuando el objetivo principal  de los procedimientos quirúrgicos es la pérdida de peso en pacientes con o sin comorbilidades. Se señala que los tres procedimientos de  Cirugía Bariátrica que se usan con más frecuencia en la actualidad son la gastrectomía en manga, derivación gastroyeyunal, Roux-en Y o anastomosis única, y derivación biliopancreática. 

En dicho posicionamiento se menciona  que de forma consistente se ha demostrado una mayor eficacia de la Cirugía Metabólica en la pérdida de peso y la reducción de  la glucemia pero la superioridad relativa de la cirugía sobre el tratamiento médico se mantiene en un rango de 1 a 5 años. Se recomienda  tener más información antes de poder recomendar este tipo de cirugía en pacientes no obesos con Diabetes Mellitus 2.

Todas las cirugías implican riesgo el cual debe ser evaluado y establecido por el equipo multidisciplinario relacionado con el evento quirúrgico. La experiencia que ha tenido el médico cirujano Walter Kunz Martínez en la aplicación de la BTI le ha permitido afirmar que es segura y sencilla para el manejo de Diabetes Mellitus 2. 

La Diabetes Mellitus es una enfermedad crónica para la que puede ser más preciso usar el término remisión que cura según el consenso de la Asociación Americana de Diabetes (ADA) de 2009 “How Do We Define Cure of Diabetes?”. En él la remisión se definió como “el logro de una glucemia por debajo del rango de la diabetes en ausencia de una terapia farmacológica activa [...] o quirúrgica [...] Una remisión puede caracterizarse como parcial o completa”.

“La remisión parcial es hiperglucemia sub-diabética de al menos 1 año de duración en ausencia de farmacología activa, terapia o procedimientos en curso [...] La remisión completa es un retorno a las medidas "normales" del metabolismo de la glucosa [...] de al menos 1 año de duración en ausencia de terapia farmacológica activa o procedimientos en curso”.

En dicho consenso se indicó que las terapias actuales o futuras para la diabetes tipo 1 o tipo 2 probablemente siempre dejarán a los pacientes en riesgo de recaída, dadas anomalías fisiopatológicas y/o la predisposición genética. 

En los resultados del médico cirujano Walter Kunz Martínez, de seguimiento mínimo de un año de los primeros 30 pacientes mexicanos sometidos a BTI el Hospital General de San Juan del Río en Querétaro, se observó una tasa de remisión completa de Diabetes Mellitus 2 en 62% de los casos. 

Los pacientes tenían diabetes de difícil control con duración promedio de 8 años, edad promedio de 47.3 años y no tenían obesidad mórbida. Fueron seleccionados y manejados en conjunto por el Departamento de Medicina Interna y la Unidad de Endocrinocirugía y Metabólica del Hospital.

Los resultados de Walter Kunz Martínez le permiten afirmar que es posible realizar la BTI con adecuado perfil de seguridad en un hospital general prototípico en México. El interés de practicar la cirugía es que sea una opción viable para el tratamiento de Diabetes Mellitus 2, a costos menos elevados en comparación con cirugías como el baipás gástrico por laparoscopia para las que se necesita personal específicamente entrenado además de infraestructura que no es habitual en hospitales de segundo nivel de atención.

ml

TEMAS RELACIONADOS

Mantente al día con el boletín de El Universal

 

Comentarios