Ni la pandemia detuvo el acoso en instituciones públicas

Desde el inicio de la contingencia a la fecha se reportan 58 denuncias por abuso y hostigamiento en 22 instituciones del Estado; en la mayoría el proceso no se sigue

Ni la pandemia detuvo el acoso en instituciones públicas
Foto: Archivo/EL UNIVERSAL
Nación 08/08/2020 03:12 Pedro Villa y Caña Actualizada 07:36
Guardando favorito...

Del 1 de enero a la fecha —periodo en que la pandemia de Covid-19 llegó y se desarrolló en México— 58 denuncias han sido interpuestas por actos de hostigamiento y acoso sexual en 22 instituciones públicas, desde secretarías de Estado, pasando por instituciones educativas, organismos autónomos y bancos, hasta hospitales, donde actualmente se atienden casos de coronavirus.

Decenas de solicitudes de información hechas por EL UNIVERSAL muestran que las denuncias van desde tocamientos, acoso en redes sociales y propuestas indecorosas, hasta amenazas de perder el empleo si no se accede a tener relaciones sexuales.

A pesar de estos actos, de las 58 quejas que se registran, únicamente ha habido siete despidos, puesto que la mayoría de las dependencias informaron que los casos se encuentran en investigación, que se sancionó con días de suspensión o porque las víctimas prefirieron no seguir adelante con la denuncia.

El Servicio de Administración Tributaria (SAT) y la Universidad Autónoma Metropolitana (UAM) fueron las instituciones públicas que recibieron más denuncias: en cada una, se informó, hubo siete acusaciones de acoso y hostigamientos en sus instalaciones.

La Administración Central de Coordinación Evacuatoria del SAT detalló que se han recibido siete denuncias, en las que están implicados 24 trabajadores de la institución fiscal, de los cuales, en su mayoría son abogados tributarios (11), luego siguen subadministradores (nueve), administradores (seis), jefes de departamento (cinco), dos analistas y un administrador central.

La UAM señaló que en las unidades Xochimilco y Azcapotzalco se interpusieron tres denuncias, es decir, seis en total, más otra en la Rectoría General.

De éstas, cinco terminaron en rescisión laboral con los acusados, en un caso se decidió levantar una acta circunstancial, y otra denuncia derivó en un oficio conminatorio.

La Secretaría de Marina-Armada de México (Semar) es otra de las instituciones que más quejas tiene por estos actos, al sumar seis, pero hasta el momento no hay ninguna sanción debido a que “se encuentran en proceso de atención de la queja, por lo que aún no se han impuesto sanciones y/o recomendaciones”.

En la Secretaría de la Defensa Nacional (Sedena) han presentado cuatro denuncias —tres por hostigamiento sexual y una por acoso sexual— y se han iniciado nueve carpetas de investigación por acoso sexual ante la Fiscalía General de Justicia Militar.

“¿Qué tipo de películas pornográficas ves? ¡Qué buenas nachas!”: empleados de Sepomex

En el Servicio Postal Mexicano (Sepomex) se han presentado tres denuncias por acoso y hostigamiento sexual, siendo la primer queja presentada el 5 de febrero en una sucursal de Monterrey, Nuevo León, donde una empleada informó que su jefe la hostigaba sexualmente, que le hacía comentarios obscenos y propuestas para sostener relaciones sexuales.

En un acta consta lo siguiente: “Hostigada sexualmente por su jefe inmediato al manifestarle: ‘Eres muy bonita. También me hacía comentarios obscenos, tales como: ‘Quiero que hagamos el amor, ¿qué tipo de películas pornográficas ves?, ¿a ti te gusta hacer el amor rápido o despacio?’, tocando la mano, dándome abrazos, incluso me ha hecho propuestas indecorosas’. Lo [anterior] ha provocado una afectación a su vida personal, laboral y psicológicamente a tal grado que ya no quiere ir a trabajar”.

A pesar de estos actos, en el oficio 100-0676 emitido por la Subdirección de Administración de Recursos Humanos de Sepomex se precisó que el funcionario público acusado solamente recibió una suspensión de ocho días con apercibimiento de una sanción más severa.

En otra denuncia presentada el 13 de enero en la Ciudad de México, una empleada de Sepomex se quejó al sentirse constantemente hostigada sexualmente por su jefe inmediato, de quien recibió un trato indigno e indecoroso en el interior de su centro de reparto, “señalando que le dice: ‘Qué buenas nachas’”, le pidió que le mandara fotos desnuda, y que, al no acceder a sus pretensiones de índole sexual, se ha sentido acosada laboralmente”. En este caso, al servidor denunciado se le rescindió la relación laboral que tenía.

Compañero intenta darle un beso y abrazarla

Dos días después, el 15 de enero, también en una sucursal de Sepomex en la capital del país, una empleada denunció ser constantemente hostigada de manera sexual por su jefe inmediato, “al intentar abrazarla y darle un beso en la boca, señalando que al no acceder a sus pretensiones de índole sexual se ha sentido acosada laboralmente [también] al condicionar sus vacaciones”.

La Secretaría de Relaciones Exteriores (SRE) informó en el oficio UDT-2492/2020 que se tienen tres denuncias en el Comité de Ética y de Prevención de Conflictos de Interés por actos de acoso y hostigamiento sexual, en donde se detalló que la primera denuncia ocurrió el 17 de enero: “Se señalan conductas de presunto hostigamiento sexual por parte de un servidor público.

“El 21 de enero en la Dirección General de Delegaciones de la Cancillería siete personas denunciaron haber recibido comentarios de connotación sexual, e incluso contacto físico no autorizado por parte de un funcionario público [subdirector de área]”.

El Banco de México (Banxico) indicó que el 2 de enero fue denunciado un agente de seguridad en una sede de Jalisco por hacer mal uso de las cámaras de vigilancia para acosar sexualmente a otra trabajadora.

En la solicitud de información 6110000016720, el banco central anunció que como sanción de estos hechos se le impusieron cuatro días de suspensión por hacer mal uso de las herramientas de trabajo, sin que estos hechos, precisó, hayan configurado por sí mismos acoso sexual.

La Secretaría de Educación Pública (SEP) reportó que cuatro maestras presentaron denuncias —tres por acoso sexual y una por hostigamiento sexual— antes de que las clases presenciales fueran suspendidas como medida para prevenir el contagio epidémico por Covid-19.

También en hospitales se reportan acosos

En el oficio INCAR-DG-DA- SADP-1117-2020, el Instituto Nacional de Cardiología Ignacio Chávez refirió que el 21 de febrero, en sus instalaciones, un cocinero jefe de hospital trató de besar a una mujer, por lo que se decidió rescindir el contrato, pero por la naturaleza del caso la denuncia fue turnada de manera simultánea al Comité de Ética y al Órgano Interno de Control.

El 13 de marzo, cinco días después de la huelga de mujeres que se realizo en varias partes del país en pleno marco del Día Internacional de la Mujer, la directora de Educación en Ciencias de la Salud del Instituto Nacional de Perinatología informó que recibió en su celular un archivo anexo con un mensaje de texto en el que se denunciaban dos actos de acoso sexual que habían ocurrido hace 23 años.

“Hace 23 años una residente de primer año solicitó ayuda a un médico adscrito para la colocación de un dispositivo intrauterino. El doctor ofreció la dirección de su consultorio. Previamente a la colocación del dispositivo intrauterino el médico realizó actos de carácter sexual y dijo cosas lascivas, lo que ocasionó que la residente se sintiera humillada.

Además, hace referencia a otro médico que “llevó a cabo tocamientos sin consentimiento de la residente”.

En el oficio INPER-DG-DECS- 130-2020 se detalló que, a pesar de estas acciones, ambos médicos denunciados siguen adscritos a ese instituto de salud.

En el Hospital Regional de Alta Especialidad de la Península de Yucatán se contabilizaron dos denuncias; sin embargo, debido a que “las presuntas víctimas manifestaron no dar anuencia para continuar con el proceso que enmarca el protocolo”, por lo que “no se cuentan con elementos para dar vista al OIC, tal como lo establece el numeral 30 del protocolo en cuestión”.

En el Hospital Regional de Alta Especialidad del Bajío, dependiente de la Secretaría de Salud, se presentó una denuncia el 8 de enero por “actos inmorales y de hostigamiento sexual” por parte de un trabajador y que derivó en el cese de nombramiento.

Temas Relacionados
acoso sexual Covid-19 acoso laboral
Guardando favorito...

Noticias según tus intereses

Comentarios