“Morena no debe ser como el viejo PRI”
En la foto: Porfirio Muñoz Ledo, Diputado. IVÁN STEPHENS. EL UNIVERSAL

Morena no debe caer en vicios del PRI: Muñoz Ledo

27/12/2019
02:26
Carina García y Horacio Jiménez
-A +A
Congreso tiene que actuar como motor de cambio, señala; si la inmunidad no se acaba, tampoco lo hará el delito, afirma

El grupo parlamentario de Morena en la Cámara Baja está obligado a no repetir conductas del viejo PRI: eludir el debate con la oposición, hacer futurismo o esperar la “línea” del Presidente. Eso debe evitarse, advierte el diputado Porfirio Muñoz Ledo.

En entrevista con EL UNIVERSAL, destaca el trabajo de la 64 Legislatura, pero opina que no pueden decirse nuevos constituyentes, pues hacerlo son “ansias de novillero”, ya que aún hay claroscuros y los legisladores deben coadyuvar con la Cuarta Transformación, impulsando más reformas por sí mismos.

El diplomático, exsecretario de Estado, tres veces diputado, una senador y quien ha cuestionado las “maneras” de legislar de la Cámara, habla también de profesionalizarla, responsabilidad que le dio el pleno y que planea dejar como herencia.

Te puede interesar: Muñoz Ledo manda a “chingar a su madre" a diputados

¿Cuál es su evaluación del trabajo de la Cámara de Diputados?

—El número y calidad de reformas y leyes son muy importantes: Ley de Amnistía, creación de la Guardia Nacional, Ley de Austeridad, casi se dictamina la Ley del Congreso… Ha habido claroscuros.

También ha hecho señalamientos sobre cómo se legisla y en la Comisión Permanente cómo se rechazó hasta el debate…

—Esa anécdota indica falta de coherencia de los partidos y falta de respeto al debate parlamentario. El día que presidí la comisión [18 de diciembre] no hubo mayoría para ir al debate político, y lo que tenemos que evitar es caer en el viejo PRI, que eludía el debate cuanto podía. Pensé que era el tema de seguridad, pero el del salario que propuse, tampoco.

¿Por qué no quisieron?

—No sé. ¿Por qué Morena no quiso discutir eso, que es una gloria? Prisas, desinterés o tendencias distintas dentro de las bancadas de Morena, lo que en la jerga es futurismo, para qué evitamos la palabra, porque unos jalan para un lado y otros para otro. Eso debemos evitarlo.

Te puede interesar: Ciudadano presenta queja contra Muñoz Ledo; pide sanción por mentada

¿Por eso dice que no deben copiarle al viejo PRI?

—El PRI de cuando nació la oposición, que si podía, evitaba el debate. Luego no pudieron; lo marcamos Ifigenia [Martínez] y yo en el Senado, y tuvieron que contestar.

¿Diría que esos logros generaron una nueva Constitución, como dice Mario Delgado?

—Felicito a mi amigo, porque ha hecho mucho, pero su temperamento lo hace ver el vaso más que lleno. ¿A qué venimos al Congreso? A transformarlo. Aprobamos la Ley Orgánica de la Administración y ya tendríamos que votar la Ley del Congreso (…) que propuse con la esperanza de cambiar la Cámara.

¿Qué está atorando?

—No la han priorizado. Está en comisión, porque no tienen línea. Por eso hablo de separación de poderes. Yo no necesito línea, y nadie debería. Eso es a lo que llamo “el viejo PRI”: si no tengo línea, no actúo. Eso está mal. El Ejecutivo tiene mucho que hacer como para andar supervisando. Con el presidente Andrés Manuel López Obrador hay una relación de más de 30 años y nunca me ha dado instrucción.

¿Cuál tiene que ser el parlamento del futuro?

—Ya acabó la partidocracia, el reparto inicuo de peces y panes; vamos al diseño institucional de la Cámara para el futuro, tenemos que heredarlo, y también está la iniciativa de Ley del Congreso.

Ya han transformado al gobierno, ¿le toca al Congreso?

—Sí. No hay rechazo, pero el Congreso debe ser motor de cambio, no rémora ni réplica del Ejecutivo. Hay que legislar. Y ahí van el Instituto de Estudios Parlamentarios, el servicio de carrera, la fusión de centros de estudios; además ha mejorado la imagen de la Cámara.

Pero la Comisión de Ética no ha resuelto nada y la imagen está en el suelo…

—Sí, a los funcionarios públicos y a los diputados les aplica un dicho: vencer la ley del ladrillo, la del bolsillo y la del bolillo. La ley del ladrillo [dice] que no te vas a marear; la del bolsillo, que no vas a robar —ésa creo que ya la vencimos—, y la del bolillo, que hay que ganar el pan con el sudor de la frente, trabajar.

¿En qué otros temas se tendría que trabajar?

—En salarios mínimos; el aumento anunciado por el Presidente es la más importante decisión social del sexenio. No veo que se revierta, pero debemos legislar para que sea permanente, que se fije con base en indicadores. Así lo he propuesto.

Te puede interesar: "Eres el Batman de la democracia", dice Mario Delgado a Muñoz Ledo

Si ése es el logro más importante en lo social, ¿cómo va la política migratoria, que ha criticado?

—Hay principios de la política interna que no se pueden sacrificar a la política exterior. La Constitución dice que toda persona puede circular con libertad y ordena permitir el ingreso de ciudadanos de otros países, pero se tomaron decisiones desconocidas con Estados Unidos. Es un hecho, y lo dije delante del señor Presidente, que se ha decidido perseguir migrantes. No intervengo, porque no es mi atribución, pero tengo opinión: se puso a la Guardia Nacional a perseguirlos. No tengo interés político en volver al tema, pero que quede constancia de que no he quitado el dedo del renglón.

¿Cómo ve la seguridad? ¿Con la detención del exsecretario Genaro García Luna habrá impactos?

—Felipe Calderón se va a quedar sin ser líder de su partido México Libre: va a estar preso. Y veo muy peligroso que siga la impunidad, porque una cosa es que no haya cacería de brujas y otra que las dejemos volando en los tejados.

No estoy criticando ni recomendando. El Presidente ofreció no perseguir a los del pasado, ¿pero cuándo veremos que se acaba la impunidad? Si ésta no acaba, tampoco el delito. Pienso que debe darse ya un paso, no con chivos expiatorios como antes, sino haciendo funcionar las instituciones.

¿Y cree que se requieren más reformas en eso?

—El Presidente, en los años 90, habló de una nueva Constitución; luego ha dicho que sólo promoverá las reformas necesarias para fortalecer al nuevo régimen y darle instrumentos, y recientemente dijo que ya hay una nueva Constitución con las reformas para la que está…

¿Por eso dice el diputado Mario Delgado que ya son los nuevos constituyentes?

—No. Él es un hombre joven y ésas son ansias de novillero. Pienso que el Presidente actúa en dos tiempos: reformas precisas para tener resultados de corto y mediano plazo y, según el éxito, propondrá nuevas o una continuidad; sin embargo, nunca le he oído decir que los cambios se acabarían, ni menos que está excluido promover otras reformas, entonces debemos impulsarlas.

Mantente al día con el boletín de El Universal

 

Comentarios