Martí Batres. Foto: VALENTE ROSAS. EL UNIVERSAL

Monreal llegó al Senado a propuesta del Presidente: Batres

28/08/2019
03:32
Mario Andrés Landeros
-A +A
La cohesión se logra a partir de integrar, no de excluir, afirma; concentrar las decisiones en una sola persona afecta la unidad

[email protected]

En lo que parece ser el primer gran conflicto interno de Morena en el Congreso, el senador Martí Batres Guadarrama objetó ante los medios de comunicación y también ante su partido la forma en que se organizó la votación para decidir la renovación de la Mesa Directiva del Senado de la República, que aún preside.

Desde entonces ha señalado al senador Ricardo Monreal Ávila, presidente de la Junta de Coordinación Política (Jucopo) del Senado, de violar una convocatoria que el propio Monreal emitió, pues además de legisladores de Morena también participaron representantes del PES, cuando no estaban convocados. Ello derivó en la elección de Mónica Fernández Balboa para presidir la Cámara Alta.

Ante lo que considera irregularidades, Batres Guadarrama promovió ante la Comisión Nacional de Honestidad y Justicia de Morena un recurso que ya fue admitido. El presidente del Senado asegura que acatará el fallo, sea cual sea.

En entrevista con EL UNIVERSAL, Batres Guadarrama aseguró que en Morena no hay un pensamiento único y que eso tampoco es deseable.

Subrayó que rumbo al primer año de la llamada Cuarta Transformación hay múltiples cambios, consumados, como la mejora salarial, y grandes símbolos del nuevo gobierno, como la venta del avión presidencial y la apertura de Los Pinos. Consideró como pendientes el tema económico y el de seguridad.

El lunes pasado, EL UNIVERSAL publicó una entrevista con Monreal Ávila en la que se pronuncia a favor de la independencia y autonomía de la bancada ante el Presidente de la República, y dijo que a muchos les hubiera gustado que Andrés Manuel López Obrador decidiera en este tema.

“En realidad, la única opinión que ha esgrimido el Presidente sobre los temas del Senado fue precisamente para proponer al propio Ricardo [Monreal] como coordinador legislativo, y nada más. Entonces, me llaman la atención las paradojas que se generan”, respondió Batres Guadarrama.

Sobre la independencia del Poder Legislativo ante el Poder Ejecutivo, Martí Batres opinó que es importante privilegiar la colaboración entre poderes.

Lamentó que desde la autoridad de la bancada de Morena, que debía vigilar el proceso de renovación de la Mesa Directiva del Senado de la República, se orquestó desde hace meses una campaña en su contra, personalizada, abierta y también cerrada.

Sobre el diferendo con Monreal Ávila, Batres Guadarrama expresó: “Hay diversas irregularidades. Primera, la autoridad del grupo parlamentario se inmiscuyó de manera parcial en el proceso, en lugar de tener una postura imparcial, es decir, quien organiza el proceso interno es el mismo que está en campaña en mi contra, es juez y parte, eso a lo largo de meses y meses”.

¿Habían detectado una campaña en su contra, abierta, cerrada?

—Abierta, cerrada, personalizada, de diversas maneras y por diversas vías se dio una campaña en mi contra durante meses, por parte de quien debía cuidar la armonía del proceso, la unidad y la legalidad del proceso. Lo más importante es que este caso sirva para sentar un precedente de legalidad para los procesos internos de Morena, sean cuales sean.

¿Qué opinión le merece la senadora Mónica Fernández Balboa?

—Vamos a esperar que resuelva la comisión y ya sobre esa base haremos una valoración del conjunto. Estoy centrando mis argumentos sobre lo que sucedió, en mis impugnaciones al proceso y el debate que he tenido con el coordinador legislativo de nuestro grupo, hasta ahí. No estoy polemizando con nadie.

¿Cómo era antes su relación con Ricardo Monreal?

—Práctica. Resolvíamos las cosas que teníamos que resolver. Cumplimos con una coordinación básica para tomar las decisiones que se tenían que tomar.

¿En algún momento fueron amigos usted y Monreal?

—Tenemos responsabilidades comunes. Eso es lo fundamental. Si me remonto a muchos años hacia atrás, él ha tenido mi respaldo en muchos momentos, desde que fue candidato a gobernador de Zacatecas, yo coordinaba el grupo parlamentario de la izquierda en la Asamblea Legislativa. Tenemos una relación política desde hace unos 20 años, más o menos, tal vez un poquito más.

¿Qué hay detrás que no vemos en este intento de removerlo de la presidencia del Senado?

—Creo que falta compañerismo, comprensión del proyecto en su conjunto, capacidad para entender que es amplio, grande, donde hay mucha gente. También creo que hay que moderar las pasiones y las ambiciones de poder. Es lo que ha faltado por parte del coordinador, ha faltado compañerismo y moderar las aspiraciones políticas.

¿No ha crecido mucho el partido?

—Qué bueno que ha crecido, pero hay que gobernar el crecimiento y no hay que perder el punto de origen.

¿Es bueno que existan diferencias y debates abiertos en Morena o es preferible el regreso a un gobierno presidencial, donde no se presenten posturas divergentes?

—En Morena no hay un pensamiento único y no es deseable que haya un pensamiento único en ninguna institución. Hay diversidad y esa se debe expresar. En Morena no pensamos igual en todos los temas. Debe haber diversidad.

¿Se fractura la bancada?

—Esta pretensión que he criticado de concentrar todas las decisiones en una sola persona sí puede afectar la unidad de Morena, por eso es importante.

Por eso digo, la acción política se tiene que hacer con todas y todos, la pretensión de concentrar sí puede afectar. Ahora bien, lo más importante es que tengamos conciencia de que lo fundamental es la transformación, son las reformas y que en el momento de decidir los cambios que nos toque decidir, debemos estar todas y todos juntos.

¿En qué sentido puede afectar la unidad de la bancada?

—La cohesión se logra a partir de integrar, no de excluir. La tensión que estamos viviendo en estos días tiene como causa ese propósito de excluir. Lo que sucedió el lunes de la semana pasada no fue un hecho fortuito, sino que hay una acción, constante, premeditada, durante meses y meses de nuestro compañero coordinador para lograr este resultado.

¿Qué ánimos ve en otras bancadas para ajustar los recursos de los partidos políticos?

—Creo que se pueden encontrar las coincidencias. Vamos a confluir en este tema, es fundamental y además lo está reclamando la sociedad. No todo en la política es dinero.

¿En qué ha cambiado el país con la Cuarta Transformación?

—El país ha cambiado profundamente. No tenemos un gobierno que ordene realizar matanzas, la desaparición de personas ni organizado para el saqueo. Eso es un cambio radical.

El senador además enumeró iniciativas pendientes para el próximo periodo ordinario de sesiones, que inicia el 1 de septiembre, entre las que se encuentran la revocación de mandato, consulta popular y fuero presidencial, la ley de austeridad republicana, la condonación fiscal y la facturación falsa.

“Tenemos que abordar de nuevo las remuneraciones de servidores públicos, el Instituto de Salud y luego está lo de disminuir las prerrogativas económicas de los partidos políticos”. Los pendientes, afirma, son economía y seguridad.

La charla fue transmitida el martes pasado en el canal de YouTube de EL UNIVERSAL, donde puede ser consultada por completo.

Mantente al día con el boletín de El Universal

 

Comentarios