Lozoya ya había perdido 2 amparos por Odebrecht

Juez los negó a él y a su esposa desde marzo, antes de que cerraran juzgados

Nación 04/08/2020 02:00 Diana Lastiri Actualizada 04:11

Desde marzo pasado, antes de que los juzgados federales cerraran sus puertas por la pandemia del Covid-19, Emilio Lozoya y su esposa Marielle Helene Eckes recibieron dos reveses por parte de un juez federal que negó ampararlos contra las órdenes de aprehensión que tienen por el caso Odebrecht.

Las sentencias emitidas por el juez Primero de Distrito de Amparo en materia Penal en la Ciudad de México fueron dictadas el pasado 17 de marzo, pero ambas fueron notificadas este lunes debido a que desde el 20 de marzo, los juzgados federales cerraron sus puertas y suspendieron plazos judiciales debido a la pandemia.

En sus resoluciones, el juez consideró que las dos órdenes de aprehensión contra el exdirector de Petróleos Mexicanos (Pemex) y su esposa están apegadas a la ley.

Además, el juez consideró que no era necesario citar a comparecer antes de emitir orden de captura contra Lozoya y su esposa, debido a que este acto sólo constituye una forma de conducirlos al proceso penal.

“El objeto de un mandamiento de captura, el cual restringe provisionalmente la libertad ambulatoria del indiciado, es conducirlo al proceso de manera forzosa, por lo cual no es necesario se dicte previamente citación y orden de comparecencia, para que en la audiencia inicial y ante la presencia judicial, la fiscalía le informe el hecho atribuido, su clasificación jurídica y los datos de prueba que sustentan la imputación, con el fin de que pueda ser escuchado durante el debate al igual que su defensa, dándole la oportunidad de contestar la imputación, formulando su teoría del caso, y otorgándole la posibilidad de ofertar datos de prueba que controviertan los mencionados por la representación social”, señaló el juzgador.

En el caso Odebrecht tanto Lozoya como su esposa están señalados por asociación delictuosa y lavado de dinero.

Además, el ex director de Pemex está acusado por el delito de cohecho por haber recibido sobornos de la constructora brasileña Odebrecht a cambio de facilitarle la adjudicación de contratos de obra pública durante el sexenio del expresidente Enrique Peña Nieto.

Comentarios