Llama Iglesia a proteger a las mujeres
Sociedad enferma. La Iglesia católica en México considera que separar a hombres de mujeres en los medios de transporte es un síntoma de enfermedad social. ARCHIVO EL UNIVERSAL

Llama Iglesia a proteger a las mujeres

09/12/2019
04:48
Perla Miranda
-A +A
Reprueba que se normalice escuchar sobre agresiones y que haya impunidad en los casos

La Iglesia católica condenó los feminicidios y las diversas formas de violencia contra la mujer, así como lo cotidiano que se ha vuelto escuchar noticias sobre agresiones y la impunidad alrededor de éstas.

Anoche, Carlos Aguiar Retes, arzobispo primado de México, reprobó que en México se asesine sólo por haber nacido mujer y llamó a defender sus derechos, puesto que tanto hombres como mujeres fueron creados a imagen y semejanza de Dios.

Al presidir la misa dominical desde la parroquia de la Purísima Concepción, al sur de la Ciudad se México, el prelado aseguró que ser católico no es suficiente para alcanzar una vida en armonía y llena de paz, sino que es necesario actuar en beneficio de todos los seres humanos.

“Podemos estar contentos de ser fieles católicos y cumplir lo que hemos aprendido, pero eso no es suficiente, que bueno, lo podemos percibir en nuestra persona, pero no lo vemos reflejado en la sociedad que habitamos en donde hay muertes sin sentido, homicidios simplemente porque se es mujer”, dijo.

El cardenal también llamó a los fieles a no juzgar por las apariencias y lamentó que en ocasiones se sentencie a las personas sólo por su aspecto físico o condición social.

“Es triste decirlo, pero es mucho más frecuente que se juzgue por las apariencias, que sentencien sin haber escuchado al que se acusa, que en lugar de defender con justicia y equidad al pobre, vemos multiplicadas las injusticias e incluso la violencia y el atropellamiento de la propia dignidad humana”, comentó.

En tanto, en el editorial La violencia contra la mujer es degradación de la humanidad, publicado en el semanario Desde la Fe, la arquidiócesis señaló que los crecientes actos de violencia en contra de este género han suscitado acciones como la separación de hombres y mujeres en el transporte público, lo que desde su perspectiva no debería ser así, puesto que todos deberíamos convivir sin ser agredidos.

Para la Iglesia estas medidas son el reflejo de que la sociedad no está bien y aislar a las mujeres no es lo ideal, sino una señal de enfermedad.

Agregó que cuando un hombre maltrata a una mujer se degrada a sí mismo.

Mantente al día con el boletín de El Universal

 

Comentarios