Iglesia cuestiona si recortes fomentan delitos como la trata
Cardenal Carlos Aguiar Retes. Foto: Archivo

Iglesia cuestiona si recortes fomentan delitos como la trata

28/07/2019
13:45
Perla Miranda
Ciudad de México
-A +A
En el editorial del semanario religioso “Desde la Fe”, la Arquidiócesis de México dijo que este tipo de delitos se esconde tras la máscara de benefactores que aprovechan las condiciones sociales de las víctimas

CDMX.- Al asegurar que la trata de personas no solo tiene el rostro de una esclavitud tolerada, sino el de una supuesta justicia laboral, la Arquidiócesis de México llamó al gobierno del presidente Andrés Manuel López Obrador a cancelar todo tipo de manipulación que coarte la libertad de las personas y le cuestionó si algunos recortes que obedecen a la austeridad republicana no fomentan este tipo de crímenes.

La trata de personas sigue buscando sacar el máximo provecho ante la carencia de políticas gubernamentales efectivas, que se quedan en tácticas de persecución o en maquillaje estadístico, y cuya punición casi siempre llega tarde. ¿Acaso el recorte a programas de salud o la reducción del gasto en educación y cultura, así como el empecinamiento en políticas asistencialistas, no favorecen que este tipo de crímenes se extiendan con mayor celeridad?

Bajo el título “Desenmascarar a la trata de personas”, el editorial publicado en el semanario religioso Desde la Fe afirmó que este delito se hunde en los “tentáculos” de la explotación sexual y en la manipulación afectiva, pero lo peor es que se esconde tras la máscara de benefactores que aprovechan las condiciones sociales de las víctimas.

“El crimen más nefasto sin duda lo comete quien se esconde tras la máscara de benefactor, quien aprovecha su situación de servidor público, quien presume buenas intenciones, pero termina estafando, manipulando, extorsionando, denigrando la dignidad, la libertad, la convivencia humana”, enfatizó el artículo.

La iglesia católica afirmó que si un gobierno tiene verdaderos rasgo de civilización hará lo posible por evitar cualquier tipo de manipulación de las personas y grupos. “Erradicará todo intento de coartar la libertad, de manchar la dignidad, de cancelar el futuro de quien sea, ¡más cuando se trata del futuro de niños y jóvenes!”.

Agregó que la trata de personas se reinventa de la mano de individuos que someten bajo el velo de oportunidades de trabajo, de los que ofrecen protección a costo de miedo, a los que mercadean con la necesidad del desempleado, de la mujer, del indígena, del migrante y de quien sea.

“Esto toma tintes monstruosos cuando la víctima es infantil. Las tecnologías globalizadas lamentablemente han utilizado los nuevos modos de crimen tan nefasto. Y que no sobre decirlo: cuando los progenitores son los primeros explotadores estamos ante una situación peor”.

La Arquidiócesis de México, encabezada por el cardenal Carlos Aguiar Retes explicó que aunque no es su misión primera, hará lo posible por desenmascarar y erradicar los múltiples factores que den pie a lo que se compare con el “canibalismo moderno”, en donde gente sin escrúpulos denigran a otros y “los convierten en mercancía viva, en materia prima de inhumanos negocios”.

Ante ello, urgió al gobierno federal a promover el trabajo digno y estable, la educación pública que enseñe a valorar la dignidad de las personas, invitó a la sociedad a consolidar a la familia para frenar con eficacia el “cáncer” de la trata de personas, pues este tiene tintes de invasivo y amenaza con convertirse en incurable.

“Que nadie se sienta cómodo mientras haya una empleada doméstica encarcelada en su ambiente laboral, que nadie se dé por satisfecho mientras la explotación sexual o afectiva tenga como escenario el propio hogar, que todos sigamos trabajando para que nadie llegue a ser carroña de un sistema de esclavitudes mercantiles que parece insaciable, que nadie venda la inocencia de sus hijos como golosina sentimental. Hagamos posible un mundo en donde ningún hombre se constituya en lobo para su semejante”, finalizó el texto.

 

Mantente al día con el boletín de El Universal

Comentarios