16 | JUN | 2019
Gertz Manero asume como primer fiscal de la República
Jorge Carlos Ramírez Marín, Guadalupe Murguía, Julio Menchaca, Alejandro Gertz Manero, Martí Batres y Mónica Fernández, entre otros. FOTOS: LUCÍA GODÍNEZ. EL UNIVERSAL

Gertz Manero asume como primer fiscal de la República

19/01/2019
04:07
Juan Arvizu
-A +A
No debe haber un ocultamiento ni encubrimiento más, dice; advierte que no aceptará presiones; bancadas reconocen transparencia en votación por cédula y urna abierta; le otorgan 91 votos

[email protected]

Alejandro Gertz Manero fue electo por el Senado como el primer titular de la Fiscalía General de la República (FGR), en sesión de periodo extraordinario, con 91 votos, al cabo de un proceso de selección que fue calificado por las bancadas como un ejercicio de transparencia y participación inédito.

Ante el pleno, Gertz Manero, encargado de la PGR, se comprometió a abocarse a la construcción de una nueva fiscalía, en la que se defienda al ciudadano y se deje atrás la práctica de ocultar pruebas y hechos para defender al poder.

En votación por cédula y en urna transparente, se depositaron 91 votos a favor de Alejandro Gertz Manero; nueve para Bernardo Bátiz Velázquez y cero para Eva Verónica de Gyves, quienes integraron la terna que envió el Ejecutivo federal.

En este bloque se emitieron papeletas de Morena y sus aliados, PT y PES, que alcanzaron la mayoría calificada necesaria con los votos del PRI, PRD, MC, PVEM.

Otros 17 votos, marcados en contra de la terna, correspondieron a la bancada del PAN, que, por conducto de Damián Zepeda, llamó al pleno a votar como ellos para que no tuvieran que arrepentirse de haber elegido a un fiscal carnal.

El senador Jorge Carlos Ramírez Marín (PRI) dijo que su partido “no va a tener la mezquindad de negarle al país el derecho de tener, por fin, un fiscal General, por el simple hecho de que reúne los requisitos para serlo”. Celebró que la elección del titular del cargo “es la pieza que le falta a la democracia mexicana”.

Contra ello, el panista Damián Zepeda Vidales afirmó que “no ofende a nadie decir que [los integrantes de la terna] son miembros del equipo político-jurídico del presidente Andrés Manuel López Obrador, [quien] abiertamente ve a la Fiscalía General como una dependencia de gobierno”. Llamó a rechazar la terna, a decir “no” al fiscal carnal, y “sí”, al fiscal autónomo independiente.

Julio Menchaca Salazar (Morena) argumentó que con esta decisión su fuerza política no emite “un cheque en blanco”, pues serán los primeros en criticar a la persona que ocupe el cargo.

El presidente del Senado, Martí Batres Guadarrama, tomó protesta al fiscal General de la República, quien salió del salón de sesiones entre abrazos y parabienes de los legisladores.

Entre escaños, el fiscal General recibió el beneplácito de los coordinadores de Morena, Ricardo Monreal Ávila; del PRI, Miguel Ángel Osorio Chong; de Movimiento Ciudadano, Dante Delgado Rannauro; del PRD, Miguel Ángel Mancera; del PT, Alejandro González Yáñez; del PVEM, Raúl Bolaños Cacho, y del PES, Sasil de León Villard.

De hecho, Gertz Manero fue el favorito en la terna que integró el Presidente con base en una lista de 10 candidatos, seleccionados de entre 27 aspirantes que el Senado evaluó como elegibles.

La autonomía del fiscal General fue la cuestión que ocupó más a los senadores y a los candidatos, en comisiones y en el pleno, en un proceso de selección que involucró a los poderes Legislativo y Ejecutivo, así como preguntas de la sociedad civil. La flexibilidad del método la reconoció Acción Nacional.

Para la designación de los cuatro fiscales especializados de la FGR, el fiscal General consideró que, como en el caso de su propia elección, se debe seguir un proceso en el que la sociedad conozca el historial profesional de los aspirantes.

Al exponer sus proyectos de trabajo, Gertz Manero —como también lo expresaron Bátiz y De Gyves— se pronunció por la persecución de los casos de corrupción que no se investigan. “No debe haber un ocultamiento, ni un encubrimiento más”, dijo.

Se pronunció por una Fiscalía General en la que “se conozca la verdad, de buena fe, con claridad y, sobre todo, con la participación de las víctimas y de los ofendidos”.

Ante el pleno, antes de su elección, el fiscal General dijo que en la procuración de justicia “no hay mejor legitimidad que la de la víctima y el ofendido, que acompañan al instrumento de la justicia”.

Académico y servidor público, Gertz Manero tiene una larga trayectoria de trabajo en gobiernos del PRI, PAN y PRD, sin militancia partidista.

De su autonomía como servidor, argumentó que en ninguna de sus encomiendas fue sujeto de presión o instrucción, pues no hubiera aceptado.

“Cuando hay un sistema transparente, la imparcialidad se tiene que dar por fuerza y la parcialidad se va a notar inmediatamente en la secrecía, en la falta de información”. Los ofendidos van a sentir el abuso de poder cuando no pueden conocer qué es lo que está pasando en sus casos.

Del tamaño de la tarea por realizar en la procuración de justicia, Gertz Manero dijo: “Cuando en un país hay 33 millones de delitos cometidos al año y 99% queda impune, tenemos todo por hacer”.

La vía para salir adelante, confió es estructurar un buen sistema, a partir de los buenos jueces que hay, como también se tienen excelentes agentes del Ministerio Público, abogados, policías.

El nuevo fiscal insistió en que “no hay un buen sistema, porque no hay una capacidad de rendición de cuentas y de auditoría ciudadana”.

Mantente al día con el boletín de El Universal

 

Comentarios