24 | AGO | 2019
El primer ataque de la nueva oposición
El titular de Hacienda tuvo que enfrentar los reclamos de diputados que lo rodearon con cartulinas cuyos mensajes rechazaban el presupuesto 2019. (ALEJANDRA LEYVA. EL UNIVERSAL)

El primer ataque de la nueva oposición

18/12/2018
02:55
Horacio Jiménez y Leonor Flores
-A +A

[email protected]

Al secretario de Hacienda, Carlos Urzúa, se le acercó uno de sus asesores y le entregó una tarjeta. Se quitó los lentes para leer el mensaje y tratar de disimular la protesta de al menos 100 diputados de la nueva oposición —PAN, PRI, MC y PRD— que lo rodearon.

La Cuarta Transformación solamente tiene 17 días en el gobierno y la oposición se hizo sentir para quejarse por una de sus primeras decisiones, el proyecto del Paquete Económico para 2019.

Urzúa compareció ante el pleno de la Cámara de Diputados para defender y explicar la Ley de Ingresos y el Presupuesto de Egresos de la Federación 2019.

Todo transcurría de manera tranquila hasta que el coordinador de la bancada de MC y ex rector de la Universidad de Guadalajara, Tonatiuh Bravo Padilla, subió a tribuna.

En el momento que Porfirio Muñoz Ledo, presidente de la Cámara, dio la palabra al académico, diputados del PAN, PRI, MC y PRD se levantaron de sus curules para subir a la tribuna y quejarse.

Al llegar a las escalinatas de la tribuna, asistentes les entregaban a los diputados las decenas de cartulinas preparadas y algunos, como Antonio Ortega, se dieron el lujo de leer cada una y elegir: “No a los recortes de estados y municipios”.

Tonatiuh Bravo saludó al secretario de Hacienda y se quejó de que hay una política contradictoria: “Se bajan los presupuestos para educación superior, ciencia y tecnología, medio ambiente, cultura; por otro lado, si bien se fortalece la política social, se hace a través de programas sociales que no combaten estructuralmente la pobreza”, dijo Bravo.

La protesta encendió los ánimos de los diputados de Morena, PT y PES y algunos gritaban desde sus curules: “¡El PRI y el PAN… vergüenza nacional!”, en respuesta a un goya de los panistas.

Urzúa anotaba, pensaba, revisaba sus apuntes, se rascaba detrás de la oreja y hasta tosía. Lo rodeaban cartulinas con las leyendas: “Presupuesto justo a la UNAM”, “Presupuesto justo a universidades públicas”, “+Presupuesto a Medio Ambiente”, “Agua, transporte y vivienda” y “Presupuesto al campo”.

El presidente de la Comisión de Presupuesto, Alfonso Ramírez Cuéllar (Morena), subió a tribuna a defender el proyecto del titular del Ejecutivo y dijo: “Muchas protestas son legítimas, pero esta que vimos aquí, tiene cara de Ramo 23”.

Esto hizo estallar a la oposición y le respondieron con gritos de “¡Títere, títere!”. El ex líder del Barzón explicó que el Ramo 23 desapareció, que era una práctica del viejo régimen para los moches de estados y municipios que traía a los gobernadores y presidentes municipales humillándose y de rodillas. “No nos vamos a mover un solo centímetro: la racionalidad y la austeridad se va a hacer sin gradualismos, que generan complicidades”, sentenció Ramírez Cuéllar.

Benjamín Robles, del PT, también contestó: “Eso se llama cinismo, sinvergüenzadas. Hipócritas. Ya basta. Este es el momento de la Cuarta Transformación”.

Mario Delgado, coordinador de Morena, bajó rápidamente de su curul y con su celular tomó una foto de la protesta para después subirla a sus redes sociales: “No han entendido que el cambio lo eligió la gente el 1 de julio. #NoMásMoches”.

Fueron más de cinco horas de tira tira de Morena, PT y PES contra el PRI, PAN, PRD y MC.

Urzúa se fue entre aplausos, abrazos y fotos por el pasillo central del pleno, flanqueado por la mayoría de Morena. Fue el primer secretario de López Obrador en pasar por la aduana de la nueva oposición en San Lázaro.

Mantente al día con el boletín de El Universal

Comentarios