Recluyen a “El Mochomo” en el penal del Altiplano por delincuencia organizada

Nación 19/09/2020 14:38 Manuel Espino México Actualizada 11:57

José Ángel Casarrubias Salgado “El Mochomo” es señalado de ordenar el asesinato y desaparición de los normalistas de Ayotzinapa, después de ser entregados por policías municipales de Iguala y Cocula al servicio de “Guerreros Unidos”

José Ángel Casarrubias Salgado, “El Mochomo”, presunto líder del cártel Guerreros Unidos señalado de la desaparición de los 43 normalistas de Ayotzinapa, fue recluido en el penal de máxima seguridad del Altiplano, tras estar más dos meses en arraigo domiciliario.

Fuentes federales informaron que a Casarrubias Salgado, detenido en junio por la Fiscalía General de la República (FGR), le fue cumplimentada una orden de aprehensión por el delito de delincuencia organizada,  por lo que quedó a disposición de un juez  del Centro Federal de Readaptación Social (Cefereso) número 1, Altiplano, en Almoloya de Juárez, Estado de México.

Tras ser detenido por  la FGR fue recluido en dicho penal de máxima seguridad, sin embargo un juez ordenó su libertad, pero la Fiscalía lo recapturó al salir del penal con base en una imputación en su contra por el delito de delincuencia organizada, por hechos distintos al caso Ayotzinapa. Desde entonces se encontraba en arraigo domiciliario.

De acuerdo con las fuentes consultadas, uno de los abogados de José Ángel Casarrubias Salgado también fue detenido y recluido en el penal del Altiplano.

Lee más: “El Mochomo” pide amparo contra su arraigo
 

Según las investigaciones ministeriales, “El Mochomo” es señalado de ordenar el asesinato y desaparición de los normalistas, después de ser entregados por policías municipales de Iguala y Cocula al servicio de “Guerreros Unidos”.

La entonces Procuraduría General de la República (PGR) ofrecía una recompensa de 1.5 millones de pesos por información que llevara a la captura de José Ángel Casarrubias, hermano de Sidronio Casarrubias Salgado, exlíder de “Guerreros Unidos” detenido en 2014.

maot/hm,

Comentarios