Rosario Piedra Ibarra, presidenta de la Comisión Nacional de los Derechos Humanos
Rosario Piedra Ibarra, presidenta de la Comisión Nacional de los Derechos Humanos. Foto: Iván Stephens / EL UNIVERSAL

El fracaso de la CNDH ha sido uno de los más costosos: Rosario Piedra

22/01/2020
15:06
Alexis Ortiz y Horacio Jiménez
-A +A
La presidenta de la Comisión Nacional de los Derechos Humanos, Rosario Piedra, consideró que en anteriores periodos el organismo autónomo fracasó en su misión de defender a las víctimas

Rosario Piedra Ibarra, presidenta de la Comisión Nacional de los Derechos Humanos (CNDH), consideró que en anteriores periodos, el organismo autónomo fracasó en su misión de defender a las víctimas del país, mientras al mismo tiempo se convirtió en la institución de su tipo que más recursos económicos recibía en América Latina.

Lee también: Ante una contrarreforma regresiva, el silencio de la CNDH

Al entregar a la Comisión Permanente del Congreso de la Unión el Informe de Actividades 2019 de la CNDH, Rosario Piedra alegó que la institución no respondió a las expectativas de los mexicanos, y que en años anteriores no fue más que una “pantalla” para dar la apariencia de que en México se respetan los derechos humanos.

“El fracaso de la CNDH ha sido uno de los más costosos para los mexicanos porque su dispendiosa estructura burocrática no ha respondido a las necesidades y expectativas ciudadanas, ni se ha conducido con transparencia, y esta inutilidad no es un problema de personas, es estructural y de la concepción misma con la que se concibió a la Comisión en los gobiernos neoliberales”, dijo.

Opinó que en gestiones anteriores, la CNDH ayudó a esconder los abusos de poder y puso en la congeladora “conflictos que no eran del interés de los gobernantes y que les resultaban incómodos”.

Frente a senadores y diputados, Rosario Piedra también aseguró que en su administración la transparencia, la austeridad y la optimización de recursos serán la premisa, e indicó que espera obtener ahorros del 30% para que ese dinero sea destinado a la atención a víctimas.

“Austeridad arriba para fortalecer el trabajo abajo”, exclamó la ombudsperson a la vez que presumió las medidas que está llevando a cabo en su mandato: nadie dentro de la CNDH tiene un sueldo mayor al del Presidente la República; se venderán todos los vehículos blindados y de lujo; se quitaron los celulares a los funcionarios públicos; se retiró a la chef que cocinaba en la institución para el pasado ombudsman, además de que se eliminaron los bonos, primas y estímulos.

En su participación, Rosario Piedra también anunció su intención de agilizar la atención de quejas y emisión de recomendaciones. Dijo que en 2019 la CNDH recibió a 179 mil 937 personas agraviadas y 48 mil 590 escritos de queja, de los cuales sólo se resolvieron 11 mil 181.

Lamentó que un expediente de queja puede tardar hasta nueve años en ser resuelto, por lo que también se buscará ampliar las facultades de investigación para proceder contra los funcionarios que obstaculicen las indagatorias de la Comisión Nacional.

TEMAS RELACIONADOS

Mantente al día con el boletín de El Universal

 

Comentarios