12 | NOV | 2019
Él es el gritón que “bautizó” a la “bestia mexicana” que se vendió este sábado
Foto: Ariel Ojeda. EL UNIVERSAL

Él es el gritón que “bautizó” a la “bestia mexicana”

23/02/2019
21:40
Manuel Espino y Horacio JIménez
Ciudad de México
-A +A
Jorge Gómez Leyva cuenta a EL UNIVERSAL cómo se le ocurrió el nombre con el que bautizó al Audi A8 W12 durante la subasta del gobierno federal de “autos fifís”

[email protected]

Jorge Gómez Leyva es el “ringman” o “gritón” del Servicio de Administración y Enajenación de Bienes (SAE) que bautizó al Audi A8 W12 como “la bestia mexicana”, que ha transportado a distintos jefes de Estado. 

Este sábado, en el primer día de subasta del gobierno federal de “autos fifís”, llegó el momento de ofrecer el Lote 1 que correspondía a este Audi; sin embargo, a ninguno de los 329 asistentes les interesó y se declaró desierta la subasta, en una primera etapa.

“¿Quién le echa?”, “¡Cuesta un millón 991 mil 300 pesos este auto blindado!”, “¡Es la bestia mexicana!”, “¡A la una, ¿quién dijo, yo? A las dos y a las tres!”, gritaron los funcionarios del SAE.

Todos los asistentes se volteaban a ver unos a otros para ver quién era el “guapo” que se aventaba a pagar ese coche, pero nadie levantó su paleta. 

Se escuchó el mazo y se declaró desierta la puja con el número 1 por la “bestia mexicana”.

“Se me ocurrió, me llamó la atención porque era un carro muy grande y ostentoso, entonces dije: 'se me hizo similar y parecido por lo ostentoso'”, narró a EL UNIVERSAL Gómez Leyva.

Este auto se vendió en un millón 991 mil pesos hasta la segunda puja que se hizo y se lo llevó Enrique Herrera, un empresario del ramo de seguridad de Nuevo León.

Gómez Leyva tiene seis años trabajando en el SAE; trabaja en el área de comercialización de bienes-inmuebles y los fines de semana se vuelve “ringman” o “gritón”.

“Cuando hay subasta soy gritón, no gano más, es parte del sueldo. Me gusta todo, comercialización es mi vida y mi pasión, estoy muy honrado de trabajar en el SAE”, dijo Jorge Gómez Leyva.

Al preguntarle por qué cree que no se venden los autos blindados tan fácil, explicó: “Es que no sé si haya mercado, desconozco, pero nuestra responsabilidad es a que oferte la gente y a pedir lo más que se pueda y esto tenga un fin loable como lo dice nuestro señor Presidente, y que sea para las Fuerzas Armadas, para la Guardia Nacional”, dijo.

ed/etp

Mantente al día con el boletín de El Universal

Comentarios