El desangelado primer año luctuoso de los Moreno Valle

Nación 24/12/2019 15:53 Horacio Jiménez - enviado Actualizada 15:27

El homenaje y misa luctuosa estuvieron desangelados, pues panistas y colaboradores cercanos que hace un año exigieron el esclarecimiento de la caída de la aeronave, hoy no estuvieron

Puebla, Pue.- En una mañana fría en la que el termómetro marcaba los 9 grados centígrados, el sol empezaba a calentar un poco. Es 24 de diciembre y se cumple un año del desplome del helicóptero en el que murieron la exgobernadora Martha Érika Alonso y su esposo, el excoordinador de la bancada panista en el Senado, Rafael Moreno Valle.

Sin embargo, el homenaje y misa luctuosa estuvieron desangelados, pues panistas y colaboradores cercanos que hace un año exigieron el esclarecimiento de la caída de la aeronave, hoy no estuvieron.

El Partido Acción Nacional (PAN), a nivel federal y local, organizó una misa luctuosa para recordar al matrimonio Moreno Valle Alonso y no olvidar su memoria.
Este martes, la fuerza y poder que ostentaron ambos políticos con sus cargos, aspiraciones, amigos y operadores políticos se diluyó y quedó reducido al acompañamiento del líder nacional panista, Marko Cortés; la dirigente estatal blanquiazul, Genoveva Huerta; así como dirigentes locales, entre otros. 

Pero este día, simplemente no acudieron personaje panistas nacionales, excolaboradores o el exgobernador, Antonio Gali.

También lee: En 2020, resultados sobre accidente de Martha Erika: SCT

La misa se llevó a cabo en el Santuario Guadalupano, un recinto con grandes y hermosos jardines, con una capilla adornada con nochebuenas y motivos navideños.
Rocío Aguilar, secretaria de estudios y formación del PAN local, llevó dos canastas con un moños negros y una tarjeta con la leyenda: “Jesús de la misericordia y del amor, en tus manos amorosas están nuestros hermanos Martha Érika Alonso y Rafael Moreno Valle. En esta vida les demostraste tu gran amor, y ahora, libres de la preocupación, concédeles felicidad y paz eterna en el paraíso, donde no hay dolores, ni lágrimas, ni penas, sólo paz y alegría contigo y con el Espíritu Santo. Amén”.

marthaerika4_omarcontreras.jpeg
Foto: Especial 
Foto: Omar Contreras / EL UNIVERSAL 

Todo estaba listo. La orquesta Allegro tocaba los primeros acordes de los violines para interpretar la canción “Jesús Alegría de los Hombres”, de J. S. Bach, y en ese momento ingresaban a la capilla Marko Cortés, Genoveva Huerta, Rocío Aguilar y la diputada federal, Verónica Sobrado.

Al empezar la eucaristía, monseñor Felipe Pozos Lorenzini pidió orar por sus hermanos Rafael Moreno Valle y Martha Érika Alonso.

Pozos Lorenzini recordó que la exgobernadora era muy devota de Dios y la Virgen de Guadalupe, rezaba mucho, hacía obras de caridad y puso de ejemplo cuando donó sangre que era requirió. 

marthaerika2_omarcontreras_0.jpeg
Foto: Omar Contreras / EL UNIVERSAL 

También recordó que unos días antes de comenzar su gobierno, acudió a ese mismo lugar a rezar y  que el día de la elección, Martha Érika Alonso dejó todo en manos de Dios.

Monseñor recordó que hay personas que tienen códigos o señales con las manos, que al hacerlos, Dios está con ellos. Aseguró que hasta la muerte de la exgobernadora,  Alonso hizo su señal para que el señor supremo estuviera con ella.

La eucaristía duró una hora aproximadamente, se rezó el Padre Nuestro y el Ave María; los panistas comulgaron. 

marthaerika3_omarcontreras.jpeg
Foto: Omar Contreras / EL UNIVERSAL 
Incluso Marko Cortés se colocó el moño negro en la solapa izquierda. Volteó a ver la fotografía de Rafael Moreno Valle, estrechó la mano a Genoveva Huerta, apretó los labios, parpadeó y dijo “no“ con la cabeza.

“Descansen en Paz“ dijo el sacerdote, a  lo que los asistentes respondieron: “¡que así sea!”.

Este 24 de diciembre fue el día en el que se cumplió un año del trágico accidente aéreo donde dos panistas fallecieron y hasta ahora las causas de su accidente aún se desconocen.

Los panistas exigen pruebas para descartar un atentado y la fuerza política de Martha Érika Alonso y Rafael Moreno Valle quedó diluida a un año de su muerte. 
 

Comentarios