"El dedito", "el gallito" y el beisbol, así eran las mañaneras de AMLO

En sus primeros días como presidente constitucional, López Obrador volvió a las reuniones y conferencias mañaneras, como cuando fue jefe de Gobierno; en Palacio Nacional lo recibió la banda de guerra del Ejército con la marcha de honor completa

AMLO y Encinas
López Obrador en 2002. Fotografía de archivo EL UNIVERSAL
Nación 03/12/2018 19:01 Redacción Ciudad de México Actualizada 22:11
Guardando favorito...

Esta mañana, el presidente de la República, Andrés Manuel López Obrador, cumplió su compromiso de volver a las reuniones y conferencias mañaneras.

A las 5:45 horas arribó al Palacio Nacional para encabezar su primera reunión con su gabinete de seguridad y conocer el parte informativo del estado de la seguridad del país.

A su llegada, la banda de guerra del Ejército lo recibió con la marcha de honor completa y un soldado le dio la bienvenida con la instrucción: "señor presidente de la República".

Además ofreció su primer conferencia de prensa alrededor de las 7:00 horas.

López Obrador marcó un estilo al frente del Gobierno capitalino con sus llamadas conferencias mañaneras, las cuales iniciaban el promedio a las 6:15 de la mañana. Decía que “la suerte llega temprano”.

El ex jefe de Gobierno del entonces Distrito Federal (del 2000 al 2005) inició reuniones con el gabinete de gobierno y el de seguridad pública. Afirmó en un inicio que llegaría a las 6 de la mañana al Palacio del Ayuntamiento. 

Entonces, los reporteros de la fuente a manera de reto llegaron a esa hora para ver si en verdad el político acudiría. Y él ya estaba ahí. Fue entonces que nacieron las conferencias de prensa mañaneras.

Por entonces era común ver al ahora presidente con un "gallito" en el cabello, asociado en cartones poíticos con las conferencias mañaneras.

gasto1.jpg
Archivo EL UNIVERSAL

“A todos nos conviene empezar temprano, independientemente de la hora”, dijo alguna vez a pregunta de un reportero sobre el horario de sus conferencias.  “Sí, voy a empezar trabajar temprano, la lucha por la democracia exige ciertos sacrificios”, siguió.

Según información de su propia administración en el Distrito Federal, de mayo de 2001 al 28 de julio de 2005 hizo en total mil 377 conferencias tempraneras y reporteros le hicieron 39 mil 117 preguntas, aunque no contestó todas.

Se hizo famoso su estilo de evadirlas diciendo "lo que diga mi dedito", al igual que hacía metáforas sobre el beisbol, como cuando dijo que a los adversarios "hay que hacerle distintas pichadas, como rectas, curvas..."

El 31 mayo de 2001 inauguró la sala de prensa Francisco Zarco, en la planta baja del ayuntamiento, donde con César Yáñez revisaba diarios y hacía las conferencias.

Las conferencias duraban entre 10 minutos y una hora, aproximadamente, según el tema y el día.

El PAN capitalino y en 2005 el vocero presidencial Rubén Aguilar replicaron en cierto sentido las conferencias mañaneras, aunque no lograron posicionar agenda como en su momento lo hizo el tabasqueño.

ml

Temas Relacionados
AMLO conferencias mañaneras
Guardando favorito...
 

Noticias según tus intereses

Comentarios