23 | AGO | 2019
Inicia plan para frenar adicciones
ESTRATEGIA. El gobierno federal habilitó apps, materiales didácticos para niños y jóvenes en los que se habla del efecto de las drogas y las alternativas culturales y de trabajo para dejar su consumo. Cortesía

Con folletos y “app” buscan combatir adicciones

06/07/2019
04:50
Misael Zavala
-A +A
Esquema de gobierno se basa en la prevención; campaña separa la seguridad pública de flagelo

[email protected]

Con folletos, en libros de texto y aplicaciones para celular en las que se advierte sobre el efecto de las anfetaminas, la marihuana y el chemo, el presidente Andrés Manuel López Obrador arrancó con el plan Juntos Por la Paz, para frenar el consumo de drogas en niños y jóvenes, a fin de quitarle a la delincuencia sus ejércitos de reserva.

En conferencia de prensa en Palacio Nacional, el Mandatario dijo que la estrategia busca que los niños y jóvenes no sean presa de la delincuencia, a través de territorializar y poner los servicios del Estado en esas zonas con mayores índices de adicción.

“Vamos a detener y disminuir el consumo de drogas, porque se va a dar opciones a los jóvenes, apoyo al deporte y la autoestima. Que sean felices sin necesidad de acudir a las drogas. Si hay bienestar, si hay alternativas, si se atiende a los jóvenes, entonces [los narcomenudistas no tendrán] ejércitos de reserva”.

El Presidente lanzó un llamado a los mexicanos a que ayuden y cierren filas para orientar a los jóvenes.

Al respecto, el subsecretario de Prevención y Promoción de Salud, Hugo López-Gatell, detalló que la estrategia tiene cuatro ejes: salud, educación, bienestar, cultura y comunicación.

El servidor detalló que habrá una inclusión de contenidos curriculares en la educación pública, no sólo de manera directa sobre salud.

El titular de Salud, Jorge Alcocer, reconoció que son insuficientes los espacios para atender a adictos a las drogas.

“Esto no puede salir del panorama que tenemos en salud, no tenemos los suficientes espacios”, declaró.

Sin embargo, precisó que la campaña, más que los espacios para atender, va enfocada a contar con una integración en la familia.

El plan separa el abordaje de seguridad, que se ha usado mayormente para atender el consumo de drogas como un problema de salud pública, inclusión y bienestar.

La estrategia va acompañada de una estrategia contra las adicciones, a fin de crear clubes por la paz, que se instalarán en plazas públicas y se caracterizarán por uso de sombrillas verdes en las que se hablarán de ofertas como alternativas a las drogas.

Dentro de los puntos importantes se incluyen aplicaciones para celular, materiales en libros de texto y didácticos, dirigidos a niños y jóvenes en los que se les presenten los daños por el consumo de estupefacientes.

Además, se capacitarán a 5 mil jóvenes para 200 brigadas a nivel comunitario de prevención de adicciones.

 

Mantente al día con el boletín de El Universal

Comentarios