Denuncia Rosario Piedra, titular de la CNDH, amenazas de muerte en su contra

Nación 02/07/2020 13:50 Alexis Ortiz Actualizada 15:16

La ombudsperson aseveró que el 8 de junio recibió amenazas de más de 100 números telefónicos de distintas partes del país; atribuyó el hecho a la investigación que realizan sobre el presunto asesinato de Giovanni López

La presidenta de la Comisión Nacional de los Derechos Humanos (CNDH), Rosario Piedra Ibarra, denunció que fue víctima de amenazas de muerte a través de mensajes y llamadas telefónicas, y atribuyó este hecho, en parte, a la investigación que su organismo realiza sobre el presunto asesinato de Giovanni López en Ixtlahuacán de los Membrillos, Jalisco.

En una breve conferencia de prensa, en la que la comisionada no admitió preguntas, aseveró que el 8 de junio recibió amenazas de más de 100 números telefónicos de distintas partes de la República, situación por la que ya interpuso una denuncia en la Fiscalía General de Justicia de la Ciudad de México.

“Quiero señalar que tuvo que ver la atracción del caso de Giovanni López, también por eso recibí amenazas y donde me decían que no me metiera con el gobernador, cuando yo estoy investigando un caso, yo no he señalado ahorita a nadie, se está investigando muy seriamente y vamos a seguir adelante con esta investigación”, dijo la ombudsperson.

Fue el 9 de junio cuando la CNDH hizo público que atraería la investigación de la muerte de Giovanni López. La indagatoria había sido iniciada por la Comisión Estatal de Derechos Humanos Jalisco, pero el organismo nacional intercedió al argumentar que es un caso que incide en la opinión pública nacional.
 

“Hago públicas estas amenazas, ¿por qué?, porque no vamos a tolerar que en este país siga imperando la impunidad (...) por eso lo denuncié penalmente y ya está en manos de la justicia y la justicia sabrá lo que tendrá que hacer”, señaló Piedra Ibarra.

Leer tambiénLa de Giovanni fue una ejecución extrajudicial: CEDHJ

Además del caso Giovanni López, la comisionada dijo que las amenazas contra ella y su familia también se dieron en el marco del 30 aniversario de la CNDH, pues se ha desatado una “campaña mediática” donde se expone que ella quiere convertir la institución en una Defensoría del Pueblo para defender sólo a las personas más pobres:

“Se desató una campaña mediática donde se decía que yo solamente quería atender a los pobres, cosa que es falsa, puesto que sabemos que una Defensoría del Pueblo es precisamente para el pueblo, un concepto que engloba a todos los ciudadanos y ciudadanas de este país: ricos y pobres, hombres y mujeres, niños, jóvenes, adultos, adultos mayores, en fin, las comunidades indígenas, las personas con discapacidad, cualquier tipo, cualquier tipo de ciudadano estará protegido en esta Comisión y entonces esas amenazas tenían que ver con eso, donde se me atacaba pero llegaban a ese punto de amenazarme de muerte”.

hm
 

Comentarios