Suscríbete

Cáncer: la otra pandemia sin atención

Diagnósticos han disminuido por la reconversión de hospitales, pero los enfermos siguen ahí: expertos; piden a gobierno resolver escasez de fármacos

Cáncer: la otra pandemia sin atención
Karla sufrió una mastectomía radical. "Mi cicatriz es una expresión real del cáncer de mama", dice en el Día Mundial de este mal, y pide al presidente López Obrador resolver el abasto de medicinas oncológicas. Foto: Especial
Nación 19/10/2020 04:12 Perla Miranda y Juan C. Cortés Actualizada 05:10

“Mi cicatriz es una expresión real de lo que es el cáncer de mama”, dice Karla, quien en 2018 fue diagnosticada con este padecimiento, el cual cada año provoca la muerte de 7 mil mujeres aproximadamente.

De acuerdo con el Instituto Nacional de Estadística y Geografía (Inegi), en 2020 se diagnosticarán 16 mil 500 casos de este tipo de cáncer, es decir que cada día 45 mujeres sabrán que tienen este padecimiento; sin embargo, debido a la pandemia por Covid-19 el número de diagnósticos ha bajado con respecto a 2019.

Para octubre del año pasado, el Sistema Nacional de Vigilancia Epidemiológica contabilizó 11 mil 90 tumores malignos en mama, mientras que este año hasta la semana 40 —que corre del 27 de septiembre al 3 de octubre— se han registrado 8 mil 649 nuevos casos, es decir, 2 mil 441 menos que el año pasado; de esta cifra, 8 mil 505 se detectaron en mujeres y 144 en hombres.

En el marco del Día Internacional de la Lucha contra el Cáncer de Mama, especialistas en oncología advirtieron que la disminución en cuanto a nuevos diagnósticos no significa que mágicamente bajó la incidencia de la enfermedad, sino que como resultado del confinamiento y las modificaciones que tuvieron los hospitales para atender a pacientes con Covid, los principales grupos de riesgo no acudieron a sus chequeos mensuales o anuales, por lo que llamaron a no bajar la guardia y a mantener la autoexploración, así como las visitas médicas de rutina.

cancer_mama_1ok_118232321.jpg
Karla venció el cáncer de mama después de someterse a un largo tratamiento. Foto: CORTESÍA

 

“No podemos echar campanas al vuelo y creer que está desapareciendo el cáncer de mama, si se compara el número de casos que había para octubre de 2019, son cerca de 2 mil 500 casos menos, pero no es porque haya menos mujeres con la enfermedad, sino que de alguna manera no han llegado al diagnóstico. Las instituciones de tercer nivel no dejaron de atender a pacientes con cáncer, pero en el tema de consultas de primera vez es una situación diferente, a partir de ahora el esfuerzo del sector Salud debería ir encaminado a la detección de cáncer, aun en contexto de pandemia”, dijo Ernesto Sánchez Forgach, cirujano oncólogo.

También lee: Conchas rosas contra el cáncer de mama

Susana Medrano, radióloga de profesión y directora de la asociación Fuerza Rosa Laguna, coincide en que el cáncer de mama no se puede prevenir, pero sí se puede diagnosticar de manera temprana y así tener más esperanza de sobrevivir. Insistió en que incluso con la epidemia por coronavirus no se puede descuidar la detección temprana y atención oportuna.

“Sabemos que no hay manera de prevenir el cáncer, aunque sí se recomiendan buenos hábitos alimenticios, hacer ejercicio, pero aún así hay pacientes que tenían un estilo de vida saludable y lamentablemente desarrollan cáncer, por eso la mejor arma es que las mujeres nos practiquemos la autoexploración una vez al mes, días después de terminar nuestra menstruación, ir a un chequeo anual y a partir de los 40 años realizarnos una mastografía, esa es nuestra carta fuerte”, resaltó.

La detección del cáncer de Karla fue similar al de otras mujeres. Un día sintió un bulto en uno de sus senos y se encendió la alarma, luego de realizarse una mastografía le informaron que tenía cáncer de mama.

cancer_mama_2ok_118232318.jpg
Al final los médicos decidieron amputarle una mama. Foto: CORTESÍA

 

“Cuando uno tiene la sospecha del cáncer lo ve como algo lejano, piensa eso no me va a pasar a mí. Yo nunca he fumado, hacía ejercicio y no tenía parientes con cáncer. Tuve miedo y tristeza, no quise hablar con nadie, sólo quise llegar y abrazar a mi hijo”, contó.

También lee: IMSS promueve autoexploración desde los 20 años para prevenir el cáncer de mama

Karla pasó por una serie de estudios, tratamiento de quimioterapia y una mastectomía radical —proceso médico en el que se extirpa totalmente la mama—, debido a que contaba con un seguro de gastos médicos mayores pudo costear su tratamiento en una clínica privada, pero sabe que no todas las mujeres corren con la misma suerte.

“Yo contaba con seguro de gastos médicos, por eso pude costear la enfermedad. El cáncer es una enfermedad muy cara. A mí me ponían quimioterapias de 55 mil pesos, fueron 300 mil de radioterapia, 100 mil de la operación y tengo un tratamiento hormonal durante cinco años en el que tomo una pastilla diaria; cada caja cuesta 4 mil pesos”, detalló.

Es por ello que Karla pide al gobierno del presidente Andrés Manuel López Obrador resolver los problemas de abasto en medicamentos oncológicos y respaldo para los pacientes con dicha enfermedad. Exige que la administración brinde más apoyo a los científicos que trabajan en beneficio de la población.

“Más investigación, más vida, así es la cosa, el cáncer me enseñó que soy muy querida, que la vida es hermosa y que las personas deben disfrutar la vida. Aprendí que no tengo que esconder una enfermedad de la que no tengo la culpa, mi responsabilidad es cuidarme, procurar un diagnóstico temprano ”, concluyó.

Comentarios