Miles disfrutan de una noche con una “Luna de sangre”

Nación 21/01/2019 03:52 Teresa Moreno Actualizada 13:02
Guardando favorito...

Personas se reúnen en sitios públicos para observar el eclipse total del satélite; el fenómeno astronómico concluyó este lunes a las 00:51 horas

[email protected]

A las 21:32 horas, cientos de personas miraron al cielo de manera simultánea. Esta noche, desde sus cámaras y con sus telescopios sencillos o profesionales, observaron el primer evento astronómico del año: el eclipse total de Luna.

Justo en ese momento fue cuando Ricardo Cebada Fuentes, anfitrión del Museo Universum, de la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM), anunció que había iniciado la etapa más fascinante del eclipse: la penumbra, cuando la Luna, la Tierra y el Sol se alinean y el satélite se pinta de negro o rojo.

“Los eclipses de Luna son eventos comunes, no son como los eclipses de Sol, que aquí en México el último que se pudo ver fue en 1992. Este es el primero del año y se va a poder ver desde aquí”, explicó.

“Cuando la luz que viene del Sol atraviesa por la Tierra sufre un efecto conocido como dispersión, es por ello que la Luna se observa como teñida de una tonalidad roja, este es el fenómeno conocido como ‘Luna de sangre’”, agregó.

La astrónoma Julieta Fierro siguió pasó a pasó los tres eventos astronómicos que se pudieron ver desde la noche del domingo y las primeras horas de este lunes.

“Son lentos los eclipses de Luna, no son como los de Sol que duran unos cuantos minutos”, comentó.

Desde Morelia, donde pudo ver la Luna en un cielo despejado, la astrofísica Susana Lizano explicó que el color rojo que se aprecia es resultado de “cuando la Tierra se interpone entre el Sol y la Luna, la tapa; sin embargo le llega luz por la atmósfera de la Tierra, entonces se alcanza a iluminar la Luna”.

Fue así como cientos de personas se reunieron en el Museo Universum, en Ciudad Universitaria, pero también en varios puntos de la Ciudad de México para observar el fenómeno astronómico.

Hubo quienes simplemente se tiraron sobre una cobija en el pasto y entre risas y conversaciones se pusieron a observar uno de los fenómenos más bonitos y extraños del año.

César Parra y Olga Kozyreva, ambos de 41 años, vinieron a ver a la Luna. Provistos con gorros para calentarse las orejas y su cámara de video para grabar este fenómeno astronómico, se subieron a un árbol y desde ahí observaron la Luna.

No querían que nadie les contara y deseaban atesorar la imagen de la Luna para siempre.

Conforme avanzó la noche y la penumbra comenzó a invadir al astro, la gente se emocionaba cada vez más y apuntaba sus lentes y sus dedos hacia el cielo, para hacer notar cómo poco a poco el satélite natural de la Tierra se iba pintando de rojo.

“¿Ya viste la Luna? ¡Mira, se empieza a poner roja!”, le dice una joven al muchacho que la acompaña. Aunque los anfitriones de Universum explican que no será posible que las cámaras de los teléfonos capten la belleza del momento por lo limitado de sus lentes, la gente continúa intentando capturar el momento.

Ernesto Acuña, de 44 años, quiso compartir este momento con su hija, Ivana Karen, de ocho años, una pequeña que la pasada Navidad en vez de pedir muñecas quiso un telescopio.

El eclipse lunar total se pudo observar en todo el país y por ser lunar no existió ningún riesgo de verlo directamente, sin equipos especializados. El fenómeno comenzó como eclipse parcial a las 21:35 horas; su totalidad inició a las 22:41 horas y concluirá el día 21 a las 00: 51 horas. Con información de Yanet Aguilar y Sonia Sierra

Temas Relacionados
eclipse total de luna
Guardando favorito...

Noticias según tus intereses

Comentarios